Los ciudadanos de Ruanda votaron masivamente a favor del cambio constitucional que permitirá al Presidente Kagame volver a presentarse por tercera vez. De esta forma, Kagame consigue avalar su proyecto constitucional tras sacar un 98.3 por ciento de los votos a favor, y tras una participación muy elevada.

Ruanda se encuentra dividida en 30 distritos, aglutinados ellos en cinco provincias: la del Norte, la del Sur, la del Oeste, la del Este y la de la Ciudad de Kigali. El Presidente ha ganado por más del 95% de los votos en todos los 30 distritos del país africano. No obstante se pueden observar algunas diferencias entre ellos. Kicukiro es uno de los tres distritos que pertenecen a la provincia de la Ciudad de Kigali, y es donde mayor presencia ha tenido el ‘no’ a la reforma constitucional (4.1%). Por su parte, la oposición al gobierno sólo obtuvo 348 votos (0.1%) en el distrito más al norte de la provincia del Sur, Kamonyi. En cuanto a la participación, ésta fue muy elevada en todo el Estado africano, superando siempre el 98% y llegando al 100% en distritos como Rulindo, en el norte del país.

El partido ruandés de Los Verdes no ha conseguido parar la reforma constitucional del gobierno. Ni tan siquiera las advertencias de la Unión Europea ni de los Estados Unidos consiguieron apaciguar el fervor que el pueblo ruandés tiene por su mandatario, el Presidente Kagame. Los poderes europeas y americanos continúan exigiendo que Kagame dé un paso atrás tras el fin de su mandato en 2017, y que deje que “nuevos y jóvenes líderes tomen el mando del país”. No obstante, el Presidente ya ha contestado afirmando que ésta era la voluntad de la gente, y que le preguntaran a la población de Ruanda “porque lo quieren tanto”.

Sin embargo, Kenneth Roth, el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), ya informaba desde su Twitter que el referéndum no poseía de todas las seguridades democráticas pues ciertos grupos opositores se encontraban silenciados. Siguiendo esta linea, la organización HRW elaboró un informe poniendo todas estas deficiencias en conocimiento.

La legitimidad democrática del referéndum es cuestionable. Sin embargo Kagame consigue su propósito, y una vez acabe su mandato en el 2017 podrá volver a presentar su candidatura y seguir en la Presidencia hasta el año 2034. Cosa que parece bastante probable si nada cambia en el país africano.