Actualmente estamos viendo cómo los países occidentales del sur están sufriendo con sus economías, sobre todo la española y la italiana. Estas también están perdiendo sus valores de forma acelerada desde comienzos de siglo donde en la última década se acrecentó esta pérdida. Sin embargo, estamos viendo como los países del este están emergiendo; así, por ejemplo, República Checa ya ha superado a España y a Italia en PIB per cápita.


Los países del este han vivido los dos peores movimientos del siglo pasado: experimentaron tanto el nacionalsocialismo alemán como el socialismo soviético. Estos países saben de sobra qué conllevan ambas ideologías y por eso la mayoría se deja de discursos “necios” occidentales.

Pero quiero centrar mi artículo en un solo país: Hungría. Pese a no ser un modelo perfecto, desde la entrada de Viktor Orbán en el 2010 el país ha sufrido numerosos cambios en varios niveles, no tan solo en el económico sino en el social, que merecen ser destacados.

En 2010 el país había sido “rescatado” por el FMI con 20.000 millones de euros. Este plan coincidió con la entrada de Orbán. Sus dos primeros años en el poder no tuvieron una buena acogida económica, pero fue más tarde, en el año 2013, cuando empezó a despegar creciendo un 2,1% y más tarde con un 4,2% en 2014. A continuación, les voy a dejar una tabla para que sea más visible la subida del PIB. Esto también se combinó con su correspondiente subida de PIB per cápita:

Cuadro comparativo PIB y PIB per cápita de Hungría
Datos de Datosmacro.expansion.com


Las principales medidas económicas fueron las siguientes: una flexibilización del mercado laboral en 2012 que, facilitando el trabajo temporal, redujo las cargas fiscales asociadas al empleo y redujo el coste de despido. Una de las cosas más importantes fue su bajada impositiva en sectores claves como bajar el IRPF a un tipo único del 15% (cuando su máximo lo tenían al 32%).

También el IS (impuesto de sociedades) pasó de ser del 19% al del 9%
siendo el más bajo de toda la Unión Europea. El gasto del FMI fue pagado en el último trimestre de 2013 aunque estaba previsto para 2014.

Con estas medidas, por un lado la deuda cayó del 80% en 2010 al 65% en 2019 y actualmente, con el coronavirus, está en un 75%. Por el otro, el paro pasó de un 11,2% a un 3,3% en 2019 y actualmente está en un 4,3% tras experimentar un leve aumento debido a la pandemia.

Orbán también ha hecho un plan para que la natalidad húngara crezca. Como ejemplo, este incluía una exención de IRPF a la mujer que tenga 4 hijos y otras ayudas. Tras esto, la tasa de fertilidad entre el 2010 y el 2020 aumentó un 24% y los matrimonios entre estos años se duplicaron. Además, el aborto se redujo un tercio, teniendo en 2019 menos de 20.000 abortos, gracias a las ayudas económicas (que tienen que ser devueltas a no ser que alcancen los 4 hijos) y su obligatoria concienciación en los hospitales y clínicas.


Además, Orbán se muestra reacio al plan de refugiados y los inmigrantes ilegales están en su punto de mira; defiende sus fronteras y solo deja entrar a los inmigrantes que vengan bajo un contrato.


Por último, hay que añadir que George Soros está vetado del país lo que fue acompañado de la expulsión de cualquier tipo de negocio o influencia que tuviese allí previamente.


NI GOOGLE NI AMAZON

En PoliticAhora no tenemos publicidad. Puedes contribuir con nosotros donando en criptomonedas

BITCOIN: bc1qpn6hmdrmq4vvutnmnthnjqw8mx8nmtzz4fu7cn

ETHEREUM: 0xDe34589fed976A8707f611AB9276C94a7F36Cd97

DOGECOIN: DURRYQd442bJQruGmeYyNNMPzHGJeT9CMu

 

Compartir
Artículo anteriorY entre todos, lo matamos.
Estudiante de ciencias políticas y de la administración, local coordinator y director de redes en SFL España y miembro de acción liberal. Me identifico como liberal clásico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí