Todo lo que necesitas saber sobre la movilidad Erasmus

0
134

[dropcap]L[/dropcap]a semana pasada os hablé del Programa Erasmus + y de sus objetivos. Si bien este programa incluye actividades de diferente índole orientadas a mejorar las competencias de sus beneficiarios, la parte más conocida por todos son los intercambios que tienen lugar entre estudiantes de nuestro país y estudiantes de otros países de Europa y del mundo. Si te ha picado el gusanillo y tú también quieres participar en ellos, sigue leyendo.

¿Te imaginas estudiando durante un semestre o un año entero en una universidad extranjera? Con el Programa Erasmus + es posible que un estudiante se pase entre 3 y 12 meses en el país de su elección, asistiendo a clase, aprendiendo idiomas y viviendo una aventura internacional inolvidable.

Un estudiante de estudios superiores tiene derecho a recibir una beca de movilidad por un máximo de 12 meses en cada uno de los tres ciclos: Grado, Máster y Doctorado. La duración de unas prácticas en el extranjero también forman parte del cómputo de los 12 meses máximos para el periodo de estudios en el cual se hayan solicitado. Esto es, si has recibido una beca Erasmus para estudiar en el extranjero durante 9 meses en el tercer año de Grado, sólo podrás recibir una beca para trabajar en el extranjero al final de estos estudios por otros tres. Es importante destacar que si un estudiante recibe una beca de estudios nacional antes de su partida, ésta se mantendrá durante los meses en que esté fuera.

En cada país que forma parte del programa, las instituciones de educación superior que quieren participar en él deben solicitar una carta Erasmus; la Comisión Europea se la concede a aquellas instituciones que cumplen los requisitos de calidad para llevar a cabo estas actividades de cooperación internacional. En el momento en que vayas a pedir tu beca, tu institución te facilitará una lista de universidades de otros países a las que puedes optar. Los estudiantes también reciben una carta Erasmus que recoge sus derechos y obligaciones durante el período en el que estudie en el extranjero.

Además de la subvención económica y la carta Erasmus, el Contrato de Estudios también es un elemento muy importante; en él se detalla el programa de estudios o de prácticas que el estudiante va a seguir. Este documento debe estar aprobado por él mismo, por su institución de envío y por la institución de origen. La importancia de este documento reside en que su cumplimiento es obligatorio para que los créditos cursados en la Universidad de destino puedan ser reconocidos a la vuelta.

No te preocupes si todos estos conceptos te parecen complicados; en realidad, gracias a los responsables de relaciones internacionales de cada centro y de cada facultad, todo es muy sencillo. No dejes de pedir información y ayuda si estás interesado y ten paciencia. Toda aventura comienza por los preparativos…

Fuente | European Comision, Education and Training

[box type=”shadow” align=”aligncenter” class=”” width=””]¿Te ha gustado el artículo? Colabora con nosotros y haz tu aportación a través de Dropcoin.

[/box]