Por primera vez desde mi afiliación hace 2 años, me planteo mi permanencia en el partido que me ha hecho crecer en este complicado mundo de la política.

Llegué a la sede de mi partido una mañana de enero con la ilusión que me transmitían líderes defensores de la libertad como Borja Sémper o Cristina Cifuentes. Sus respectivas salidas supusieron para mí y parte de las bases de NNGG un gran golpe. Hoy, recibo otro, pero esta vez, toca de fondo mi percepción del término “libertad”. Muchos creemos, y hoy más que nunca, que España merece un partido abierto, un partido vanguardista que luche por una España fuerte, adulta, y moderna, acorde con los dictados del mundo actual.

Sin embargo, la mediocridad se abre de nuevo paso en política de la mano del “palmerismo” en estado puro, y se castiga la independencia, la crítica
constructiva y la libertad cuando queda cuestionada la autoridad del líder.


Pablo Casado vio en la señora Álvarez de Toledo un apoyo cuando más le
convenía, compartió con ella escenario en una apertura electoral al más
puro estilo americano, y ahora que hay que ceder al chantaje socialdemócrata, Cayetana no es de ayuda.

Hoy, de nuevo nuestra «marquesa ultra” ha dado una lección más de elegancia e integridad política. Pese a ello, muchos criticarán lo que considerarán como acto desleal al líder nacional. Yo aplaudo su contundencia, su tesón y su firmeza al defender los ideales en los que cree, al intentar luchar por una España mejor.

Un partido que aspira a gobernar un país diverso como el nuestro, debe
también contar con la capacidad de abrir sus bases y aceptar que España es plural, y por ende el Partido Popular lo debe ser, como son las ideas que nacen de su militancia. Nuevas Generaciones será siempre un ejemplo de ello, un ejemplo de pluralidad y convivencia, y quienes defendemos la libertad, seguiremos al pie del cañón, aunque suponga ello llevarse las críticas del sector más conformista.

El golpe de autoridad ocurrido hoy podrá servirle a Casado para consolidar su liderazgo hasta las próximas elecciones, pero estoy seguro de que la libertad vencerá, y que muchos que ahora vemos nuestros valores salir por la puerta con Cayetana, encontraremos de nuevo la manera de convertir nuestro país en lo que históricamente merece ser España: libertad, igualdad, unidad y diversidad.


Si te gusta nuestro contenido y quieres colaborar con PoliticAhora, puedes hacerte miembro en Patreon haciendo click aqui.

Deja un comentario