El PSOE se auto-engaña con los últimos datos del CIS

0
225
Javier Fernández, Presidente de la gestora

El último barómetro del CIS copó titulares entre los principales principales medios. Entre todas ellos destacan tres tipos de portadas: Las que destacan una recuperación del PSOE, aquellas que destacan a Pablo Iglesias como el líder peor valorado y, por último, los que anuncian al Presidente de la Gestora socialista, Javier Fernández, como el líder mejor valorado. Y, al menos dos, son consideraciones sesgadas.

Javier Fernández, el líder mejor valorado y el menos conocido

Mientras la dirección de PSOE se congratula por los titulares publicados tras el avance de resultados que ofrece el CIS, los datos otorgan una dosis de realidad más dura. La primera de ellas y sobre la que nos centraremos, tiene que ver con la valoración de los líderes.

La valoración de líderes es una de las preguntas que más titulares ocupan en las principales imprentas. En esta ocasión, Pablo Iglesias (2.87) se colocaría como el líder de los cuatro principales partidos políticos, como el peor valorado, seguido de Mariano Rajoy (3.10), Albert Rivera (3.56) y, Javier Fernández (4.12) como el líder mejor valorado. Sin embargo, estos datos han de cogerse con pinzas.

Valoraciones de los principales líderes en el último CIS

Un 70% de los encuestados no conoce a Javier Fernández

Estamos ante un efecto clásico en cuanto a los resultados del CIS y que además se traduce en titulares sesgados y poco fidedignos. Lo habitual es que los líderes con un nivel de desconocimiento alto entre la ciudadanía, como el de Javier Fernández (70%), obtengan mejores valoraciones que aquellos con niveles de conocimiento que rozan el 90%. ¿Por qué?

Es normal que aquellos que te conocen, los que se pueden deducir que se encuentran entre los miembros de tu propia organización; electorado; aquellos que siguen la actualidad política; los de tu propio territorio; etc, lleguen a valorarte de mejor manera que si abrimos el espectro o incluso a un electorado que no es el propio.

Así, a medida que aumenta el nivel de conocimiento del líder el efecto esperado es que la valoración del liderazgo vaya en descenso dibujando una parábola. Lo óptimo consistiría en obtener buenas valoraciones con un nivel de conocimiento en torno al 90%, lo cual dibujaría un buen indicador en cuanto a la posición del líder respecto a sus principales rivales.

Deja un comentario