El Argumentario del Cambio, 2ª Parte: “¡Feliz, feliz no investidura! El Gobierno del cambio se acerca

0
113

[dropcap]E[/dropcap]l gran fracaso de Pedro Sánchez no solo ha sido que el 20-D el PSOE haya cosechado su peor resultado en unas elecciones al Congreso de los Diputados. Sin duda, quedará para la historia su “no” investidura. Quedará por resolver quién será el próximo candidato para la investidura como Presidente del futuro Gobierno, si es que lo hay sin que se produzca otra convocatoria electoral. Apuesto a que no se repetirán las elecciones, habrá Gobierno del cambio. Es cuestión de tiempo.

1er Capítulo: El sacrificio de Iglesias por Podemos.

 “Y cuando ya no estemos alguien todavía respirará el mundo desde nosotros” escribió Javier Lostalé en su obra “Rosa y tormenta”. Pablo Iglesias parecía recordar esta frase, cuando levantaba su puño desde la Tribuna del Congreso, que su compañera y diputada de Podemos por la provincia de Granada, @AnaTerrón_, había compartido en Instagram. Quizá por ese motivo el líder de Podemos recordó a Gerardo Iglesias, al fallecido diputado de la Chunta Aragonesista y a Julio Anguita, ex diputado de Izquierda Unida, de los que dijo ”eran hombres justos, llenos de razón, a los que ustedes despreciaron”, en referencia a los diputados socialistas. Iglesias, parecía saber que este martes le tocaba echar por tierra la posibilidad de ser Presidente del Gobierno, decidió suicidarse para mayor gloria de su partido y su corta trayectoria política. Eso sí están convencidos de que si hay elecciones superarán en votos al PSOE,  y después “xa se verá”.

No era la primera vez que resucitaba a los referentes de la izquierda española. Tal vez el otro motivo para hacerlo sea desplazar al PSOE al centro y quedarse la parte izquierda del tablero. En su discurso de la noche electoral citó así a l@s personajes más relevantes de la izquierda de nuestro país: “se escuchan la voz de Rosalía de Castro y la risa irónica de Valle-Inclán, se escucha la voz de la clase trabajadora y las mujeres luchadoras por extender el sufragio. Se escuchan las voces de los reformadores republicanos, las voces de Clara Campoamor, de Margarita Nelken, de Dolores Ibárruri, de Federica Montseny, de Victoria Kent, las voces de Miguel Hernández, de Federico García Lorca, de Machado y de Alberti, las voces de los mineros asturianos, la voz de Companys diciendo a Madrid ‘os habla vuestro hermano’, la voz de Durruti, de Largo Caballero, de Azaña, de Pepe Díaz y de Andreu Nin, las voces políglotas de los voluntarios internacionales, que por haber defendido nuestra patria serán españoles para siempre”.

La expresión de la cara del líder en la foto, que preside este apartado del artículo, parece decir: “por mí y por todos mis compañer@s. Ya está. Se acabó mi sueño, pero sigue el de Podemos”. No había llegado hasta ese lugar para vender su trayectoria política fuera del primer plano, lejos de la política “televisada”, pero sí para hacer avanzar el proyecto de Podemos. Estaba ya claro antes del debate de investidura del pasado miércoles, pero después ya nadie imagina a Pablo Iglesias como futuro Presidente del Gobierno. Prefirió morir de pie que entregar el Gobierno al pacto PSOE-Ciudadanos.

Iglesias citó al líder revolucionario mexicano, el Sub Comandante Marcos cuando recordó su cita más famosa: ”mandar obedeciendo”. Obedeció a su corazón más que a su cabeza, que seguramente le decía que concediese la abstención al candadito Pedro Sánchez. La cita del líder latinoamericano seguramente la realizó para justificar su suicidio. Sin duda, lo hizo por las bases de Podemos, que de ningún modo querrían que favoreciese la llegada a la Moncloa de Sánchez de la mano de Albert Rivera.

Los dirigentes de Podemos, a su vez, han apostado a que su formación será hegemónico en la izquierda. Apuestan fuerte para en las próximas elecciones superar a la formación liderada por Sánchez. Y yo digo “que les quiten lo bailao” a Iglesias, a Errejón y a los suyos. Pasarán a la historia. Alguien los recordará, tarde o temprano, como Iglesias recordó en la tribuna del Congreso a los más grandes de la izquierda española. La izquierda les debe una vida.

2º Capítulo: Apaches en el Congreso de los Diputados.

Los apaches perdieron batallas y guerras. Pese a eso han pasado a la historia películas como Fort Apache, el mismo nombre que recibe el programa de debate político que presenta el líder socialista de la formación moderada.

A Iglesias le ha pasado como a Maquiavelo. Conocía la teoría, pero a la hora de la verdad no se traicionó y no se conformó con echar a Rajoy. Si Podemos llegó hasta aquí es porque el relato de este movimiento, es lo que es Podemos, se identifica con la percepción que tiene una gran parte de la población. Esta frase de Errejón: “Llevamos demasiado tiempo de la construcción de un país hecho a la medida de una minoría privilegiada. Nos toca ahora reconstruir el país con todos. Éste es el modelo de patriotismo que nosotros presentamos”, resume el mensaje fundador y el más hegemonizador de todos. Lo explica todo.

Saben que su mejor opción es seguir siendo apaches, valientes y morir con las botas puestas. Su gran fortaleza es ser auténticos y no traicionar sus ideales. Apostarán todo a un Gobierno del cambio y progreso, pretenden tocar moqueta para asentarse en el sistema y cambiarlo desde dentro. Muchos se preguntan por qué pidieron la Vicepresidencia, la respuesta es clara. Saben el estar en el Gobierno no sirve si no se controlas el poder: la televisión pública, el CNI, etc… No se puede cambiar nada si la maquinaria del Estado la tienes en tu contra. Su audacia y valentía les ha traído hasta aquí, nadie les ha regalado nada.

  1. Habrá Gobierno del cambio o elecciones. El argumentario del 15-M es cambio.

 Todo indicia que habrá elecciones generales, pero no creo que vaya a ser así. Ningún partido político puede considerar a ciencia cierta que vaya a salir beneficiado de la cita con las urnas y hay mucho en juego.  Además, el PSOE tendrá que bajarse de la burra porque estoy convencido de que Podemos no lo hará. Después de seguir la trayectoria de los fundadores de la formación morada todo indica que no se rendirán en su empeño por ser  la principal fuerza de la izquierda y lograr un cambio en las políticas. Para lograr ese objetivo han de jugar su papel y ser muy exigente con el PSOE, traer al campo de la izquierda a los de Sánchez porque se entiende que los votantes podemitas tienen ese deseo. No permitirán un Gobierno que siga con políticas económicas de corte liberal-conservador como las que recoge el pacto que ya fracasó en los dos debates de investidura celebrados.

La relación entre el líder Sánchez y Rivera está condenada al fracaso y a un pésimo resultado electoral, los socialistas parecen no haberse dado cuenta por el momento. Aunque creo que lo harán, rectificarán y acordarán un Gobierno progresista y del cambio con Podemos, IU-UP y Compromís. Es más que nada un pálpito, una intuición. Es imposible demostrar mi tesis, pero estoy seguro de que esta Gobierno se llevará por delante a Sánchez, a los principales dirigentes socialistas que se opongan a él y al actual PSOE si no rectifica. Y sucederá antes o después de las generales, que habría que convocar antes de dos meses, si no se llega a un acuerdo para formar Gobierno.

La estrategia del PSOE no hace más que hacer avanzar el cambio: la agenda, el vocabulario y a la postre el argumentario del cambio ha vencido desde el 15 de marzo del 2011 y su victoria política es cuestión de tiempo. Se tendrán que hacer a un lado todos los que no estén con los principios básicos de aquél movimiento político que cambió para siempre este país y el PSOE no le quedará otra que ceder o quedar fuera del tablero del cambio, el espacio hegemónico a la izquierda del Partido Popular.

En última instancia se trata de favorecer el cambio, no de ser una rémora o de poner palos en las ruedas de las posiciones políticas ya mayoritarias entre las gentes de mediana edad y de la juventud de este país. Por justicia y democracia, este país no puede permitirse volver atrás con este pacto entre Sánchez y Rivera. Como decíamos en otro artículo en Políticahora.es: “Ciudadanos no es cambio; el 15-M sí lo es”. Podemos ha acertado al enarbolar la bandera del cambio, del 15-M y apostar de formar reiterada por un Gobierno a la valenciana para el Gobierno de la Nación. Lo cierto es que no nos sorprende este pacto, pero sí que en el PSOE crean que saldrán fortalecidos del mismo.

Deja un comentario