Este viernes hemos conocido los resultados del barómetro de opinión pública que hace el Centro de Estudios de Opinión de la Generalidad de Cataluña. En él se preguntan cuestiones de todo tipo, desde la intención de voto en unas elecciones catalanas hasta la ubicación ideológica, pasando por el apoyo a la independencia.

En este tercer barómetro de 2015, marcado por ser el primero después de las elecciones del 27 de septiembre, ha repuntado el sentimiento independentista. Es la principal conclusión que podemos sacar viendo los resultados.

Ante unas posibles elecciones autonómicas que se celebraran ahora mismo, el sondeo da como ganador a la coalición Juntos por el Sí (que conseguiría entre 61 y 63 escaños), pero sin llegar a la mayoría absoluta (68 escaños) del Parlamento catalán. La suma de CDC y ERC se quedaría por debajo de la mayoría absoluta, como ya pasó en las últimas elecciones, donde fueron las primeras elecciones autonómicas en las que la suma de escaños de Convergència y Esquerra quedaba por debajo de la mayoría absoluta desde 1980.

El auge independentista, en cuanto a partido político se refiere, vendría de la mano de la CUP, que conseguiría subir cerca del 5% de los votos (entre 14 y 16 escaños), es decir, entre 4 y 6 escaños más de los que tiene actualmente. Llama la atención que la CUP sería la segunda fuerza política catalana en intención directa de voto. Según este sondeo, la suma independentista entre Juntos por el Sí y la CUP conseguiría cruzar la línea del 50% de los votos. El independentismo ganaría por votos y por escaños de celebrarse elecciones autonómicas en estos días, algo que no consiguieron en las elecciones de septiembre.

Los demás partidos, los de la parte constitucionalista, conseguirían unos resultados similares, aunque perdiendo algún escaño, salvo Ciudadanos y Cataluña Sí Se Puede, que podrían aumentar un escaño cada uno.

1

Respecto a la cuestión del futuro político que los catalanes quieren para Cataluña también ha repuntado la opción independentista. En la pregunta “Cree que Cataluña debería ser…”, donde se dan 4 opciones: región, comunidad autónoma, Estado dentro de una España federal o Estado independiente, la secuencia de resultados desde 2010, año del comienzo del “proceso” independentista por parte del Ejecutivo de Mas, son los siguientes:

También se produce un repunte independentista en la pregunta “¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente?”. Se acorta la distancia entre el SÍ y el NO en el último barómetro, aunque todavía sigue ganando el NO. La opción del SÍ conseguiría el 46.7% de los votos, mientras que el NO obtendría un 47.8% en un posible referéndum sobre la independencia de Cataluña. Los catalanes favorables a independencia ganan casi cuatro puntos de apoyo en comparación con la última encuesta realizada en junio, que fue del 42.9%.

2

 

Respecto a la postura defendida sobre el SÍ-NO en función del partido votado en las elecciones catalanas del 27-S, coincide la postura de los votantes con la de los partidos políticos, ya que solo los votantes de Juntos por el Sí y la CUP eligen mayoritariamente el SÍ, mientras que los votantes del resto de partido eligen el NO, incluido Cataluña Sí Se Puede, la marca de Podemos.

3

También coinciden los votantes de Juntos por el Sí y la CUP en cómo sería el nivel de vida en Cataluña si ésta se independizase de España. Para los votantes de estas dos opciones políticas, la vida en una Cataluña independiente sería mejor que ahora. Por el contrario, los votantes de Ciudadanos, PSOE, Cataluña Sí Se Puede y PP opinan mayoritariamente que sería peor que en la actualidad.4

Los votantes de Cataluña Sí Se Puede, por esta parte, coinciden con los votantes de los partidos independentistas en la cuestión de una posible expulsión de la Unión Europea de una Cataluña independiente. Creen que sería poco o nada (sobre todo en Juntos por el Sí) probable. Por el contrario, los votantes de PP, PSOE y Ciudadanos opinan que sería muy probable dicha expulsión.

5

En lo referente a la ubicación ideológica de los catalanes, la gran mayoría se ubica en la izquierda. Por cierto, algo que me gusta de este barómetro es que incluye las opciones “extrema izquierda” y “extrema derecha”, algo que no incluyen los barómetros del CIS, creo que equivocadamente. Aunque la escala ideológica que propone el CEO también está equivocada, pues el 0 no tiene ningún sentido, teniendo que empezar en el 1.

6

La auto-ubicación ideológica de los votantes respecto a sus partidos también llama la atención, incluyéndose los votantes de Juntos por el Sí en la izquierda, junto a los de la CUP, Cataluña Sí Se Puede y PSOE. El PP es el partido cuyos votantes más se ubican hacia la derecha, aunque en esta ocasión no pasa del centro, con una media de 6.10.

7

Estamos ante un barómetro que indica un repunte del apoyo independentista y que Cataluña sigue (y parece que no tiene, de momento, marcha atrás) dividida en dos: independentistas y constitucionalistas. La CUP sigue subiendo en intención y estimación de voto, mientras que la idea de Estado independiente vuelve a subir después de que bajara en los últimos barómetros. Ahora toca ver cómo se va resolviendo el panorama político en Cataluña. Mas no quiere abandonar. La CUP sigue poniendo como condición que Mas no sea el candidato.