Son las 2 de la madrugada. Escucho Bolero en Berlín de Los Chikos de Maíz, no estoy bailando, ni ron en mano fumando habanos. Escribo estas líneas pensando en ti. Estoy cabreado, como la mayoría de la gente, supongo. Unos, por este virus que padece tu primo, tu abuela, tu cuñado, o tu amigo; otros, con el Gobierno por diferentes motivos. Depende de si eres del Barça o del Madrid, del PP o del PSOE.

Ignacio Torreblanca en su entrevista en Línea Clara nos explicó que «la gente no es de izquierdas o de derechas, sino del partido que represente sus intereses». Tiene razón. Somos del PP ó del PSOE, Podemos ó VOX. Ni de izquierdas, ni de derechas.

No es momento de politiqueo cutre, no estamos «pa» tonterías. Necesitamos altura de miras del Gobierno, de la oposición y de los Presidentes de las Autonomías. Paren ya el circo que habitualmente montan y piensen que esta situación no es cualquier cosa. Están en juego vidas humanas y el futuro del país. Esta vez no es una frase hecha. No necesitamos `»sus relatos», ni eslóganes, tampoco propaganda. Se necesitan políticas serias y planificadas para empujar al país y salir lo más pronto posible de una crisis muy dura, en la que se han perdido muchas vidas perdidas y muchos puestos de trabajo..

Lo rescatable de esta situación es que los ciudadanos lo estamos haciendo muy bien, estoy orgulloso de ti, de mis amigos, de mis padres, de mi hermana y de mi vecina del edificio de enfrente. Sale todos los días a aplaudir y hasta baila cuando pongo Resistiré del Dúo Dinámico a todo trapo. Y sí, mola más el de Barón Rojo, pero a mi vecina casi  seguro que no. La conocí cuando empezó toda esta locura.

Algunas personas definieron esta situación como una «distopía», ella lo hizo ya el primer día confinamiento, ahora lo lleva mejor. Sigue cumpliendo retos y soñando bonito, es una valiente, la admiro mucho. Hay quién aprovecha para pintar muy bonito, desde su bonito prisma y pese a sus circunstancias..

En cuanto a lxs periodistas, siguen trabajando más que nunca, al servicio de «su» verdad.. Algunos, sabían desde el principio que este epidemia sería muy grave. No son capitanes a posteriori. Doy fe. En cuanto a mi, «siento todo el viento apuntando a mi favor y ya no necesito gritar».

A los «ojos brillantes» que leen esta reflexión: Volveremos a sonreír. «La Unión Europea. será lo que queramos que sea y España también será lo que queramos que sea», nos animó Torreblanca pensando en el futuro. La soberanía reside en el pueblo.

El futuro no está escrito, lo forjamos entre todos; con líneas torcidas, etapas jodidas y hasta con pandemias por medio.»Yo solo quiero que la gota de sudor, del último suspiro, del último segundo me transporte vencido hasta el siguiente. Y salir», como canta Extremoduro. Confieso que también qiero ir a dar vuelta a Coruña, a Cariño y «de terraceo» con distancia social y sin besos, abrazos o caricias. Tenemos que cuidarnos entre todos. El fin de semana que viene paso lista.

2 COMENTARIOS

Deja un comentario