Pacto PSOE-Ciudadanos: Un análisis político

0
108

[dropcap]Q[/dropcap]ue el pacto entre PSOE y Ciudadanos está trayendo consigo un debate y un cruce de declaraciones harto pesado y seguramente difícil de digerir por parte de los ciudadanos es algo evidente. Lo importante y útil en este punto es sacar conclusiones potables; ser capaces de discernir en que parte del eje ideológico  “izquierda-derecha” se encuentra y si el pacto escenificado entre el Partido Socialista y Ciudadanos es compatible con el programa de Podemos. Para ello es útil realizar un análisis comparado de los programas electorales de PSOE, PODEMOS y Ciudadanos mediante la extracción de muestras de los respectivos discursos teniendo en cuenta los siguientes ejes : Educación y Cultura, Políticas Sociales y Estado de Bienestar, Sanidad y Regeneración Democrática.

EDUCACIÓN Y CULTURA

Uno de los principales escollos mencionados en el cruce de declaraciones en materia educativa se circunscribe a la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa aprobada por el ex-Ministro Jose Ignacio Wert, comúnmente conocida como como LOMCE. Pero, ¿qué han dicho los tres partidos respecto a educación en sus programas?

Los programas:

El PSOE mantuvo durante la campaña y en su programa electoral que derogaría la Lomce, aprobada con el Gobierno del PP, “así como la normativa que ha contribuido a recortar la inversión en educación”. Su objetivo, añadía en su programa, es una nueva Ley básica de Educación “con vocación de permanencia” y acuerdo de todos los sectores. Asimismo, los socialistas señalan la reducción del IVA cultural, una de las grandes confrontaciones con el Partido Popular

Por su parte, Podemos también apostó durante la campaña electoral y en su programa por la derogación de la Lomce, promoviendo “un amplio debate” en la comunidad educativa para formular una nueva Ley de Educación. Además, en la misma línea que los socialistas, Podemos avocaba por la reducción del IVA cultural.

Ciudadanos, aunque no señala de manera explícita que derogará la mencionada ley, pero propone un nuevo Pacto Nacional de Educación ya que entiende que los modelos educativos de PSOE y PP no han funcionado. Los de naranja, tampoco se salen de la línea marcada por PSOE y Podemos y también programaba una recucción del IVA cultura.

Las tres formaciones coinciden en la necesidad de sacar la religión de las aulas, aunque chocan en lo referente a la educación concertada. PSOE y Ciudadanos la defienden, mientras que Podemos es ambigüo. Los de Pablo Iglesias son más laxos y no fijan un plazo para hacerlo.

El pacto PSOE-C’S:

El  documento de acuerdo entre Partido Socialista y Ciudadanos por un pacto Educativo se concreta, tal y como especifica, en la construcción de una Mesa para “alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación” que, en un plazo de seis meses, permita la elaboración de un marco legal consensuado. Mientras tanto, se paralizará con carácter inmediato el calendario de implantación de la LOMCE en todos aquellos aspectos que no han entrado en vigor.

Por otro lado, se propone un pacto por la reducción del IVA cultural del 21% al 10%, 11 puntos menos que el tipo actual.

Análisis:

Teniendo en cuenta los programas electorales y el pacto entre PSOE y Ciudadanos, es evidente un nexo común entre los diferentes partidos; los tres apuestan por un nueva ley de educación de amplio consenso que derogue la actual ley de educación. El documento marca la misma voluntad que señalaban PSOE, Podemos y C’s en sus programas; la elaboración de un marco legal consensuado. Un nuevo marco legal que necesita necesariamente de consenso ya que así lo exige puesto que la ley orgánica, frente a la ley ordinaria, es aquella que requiere el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados en una votación final sobre el conjunto del proyecto aprobado. Una mayoría absoluta difícilmente conjugable en el actual contexto de fragmentación parlamentaria si no existe un amplio consenso.

Asimismo, como podéis observar los tres partidos comparten la voluntad de reducir el IVA cultural por lo que podemos concluir que tanto PSOE, como Podemos y Ciudadanos comparten un eje programático común en esta materia.

POLÍTICAS SOCIALES Y ESTADO DE BIENESTAR

Este es uno de los puntos en los que cabe esperar un mayor distanciamiento entre los tres partidos, especialmente desde un punto analítico en el eje ideológico “izquierda-derecha” en lo que concierne a gasto público. ¿Qué dicen sus programas?

Los programas:

Por su lado, el PSOE propone la creación de un sistema de garantía de “ingreso mínimo vital” según la denominación de su programa electoral, en forma de prestación no contributiva para hogares “sin ingresos o en situación de necesidad, sea cual sea la causa” y que variará según el número de hijos dependientes.

El partido Podemos propone la introducción de una “renta garantizada” en función del tamaño del hogar, de cuantía 600 euros para la primera persona, 810 para hogares de dos personas, y aumentos de 120 euros por cada miembro adicional, con un máximo de 1290 (para hogares de 6 o más personas).

La propuesta de Ciudadanos es un “complemento salarial garantizado”, que suplementaría los ingresos de trabajadores con salarios bajos o empleo precario. Se trataría de que hogares con ingresos salariales bajos no sólo no pagaran IRPF, sino que recibieran un crédito fiscal positivo.

En cuanto a sanidad, los socialistas aseguran que garantizarán la universalidad del sistema sanitario , que suprimirá los copagos impuestos por el PP y que establecerán una estrategia de precios del medicamento para abaratarlos, introduciendo «sistemas de eficiencia». Aseguran también los socialistas que reducirán la garantía de tiempos máximos para disminuir las listas de espera.

En este eje, Podemos prevé una inmediata «paralización» de los planes de privatización en Sanidad y anuncia su intención de «revertir» los acuerdos para «recuperar los servicios externalizados».

Ciudadanos considera que, en cuanto a la atención sanitaria, no cuestiona el derecho a la salud de los inmigrantes en situación irregular. En la página 162 de su programa establece su rechazo a los copagos que sean barrera para el acceso sanitario. El partido naranja considera que el sistema nacional de salud debe armonizarse.

El pacto PSOE – C’s

En el documento de pacto firmado el pasado miércoles por Pedro Sánchez y Albert Rivera establece el reconocimiento en la Ley General de la Seguridad Social un Ingreso Mínimo Vital como una “prestación no contributiva para atender la situación de necesidad de las familias que carecen de todo ingreso económico” que estará adaptado a la situación personal y familiar y que dependerá  por el número de hijos a cargo.

Además, se establece un nuevo complemento que tendrá naturaleza de crédito fiscal, que se prestará como prestación complementaria a los hogares con rentas más bajas a modo de complemento salarial cuya cuantía variaría en función del valor de los ingresos salariales siempre que el “montante total de ingresos se encontrase por debajo de un determinado umbral”.

En el pacto por la sanidad entre socialistas y Ciudadanos se aboga por la universalidad de la cobertura del Sistema Nacional de Salud. Reformar la legislación sanitaria para asegurar la sostenibilidad de un sistema sanitario público, universal, de calidad, gratuito, con equidad en el acceso por parte de los ciudadanos, con una misma cartera básica de servicios para toda la ciudadanía en un marco de amplia descentralización. Asimismo, se garantiza que el copago farmacéutico no sea una barrera de acceso, en especial para personas en situación de especial vulnerabilidad.

Análisis:

Teniendo en cuenta los programas electorales, PSOE y Podemos comparten la voluntad de crear un ingreso mínimo para las familias que no tengan ingresos y con situaciones de necesidad, incluso en aspectos de la pobreza infantil.

Cierto es que Ciudadanos no tiene en cuenta en su programa una renta mínima para las familias sin ingresos pero si un “complemento salarial garantizado” para asegurar una renta mínima que complemente los ingresos de los trabajadores.

En la política sanitaria, podrían aparecer ciertas divergencias debido a la falta de concreción del documento en lo que concierne al copago famacéutico. En dicho documento únicamente se garantiza que este no sera un impedimento para el acceso de las personas en riesgo o vulnerabilidad aunque no hay un rechazo explícito al mismo. Un punto que discrepa a priori con la posición de Podemos y donde vemos una concesión programática del PSOE respecto a C’s.

La particularidad es que en el pacto entre PSOE y C’s se recoge la volutad programática de los tres partidos: la renta mínima y el complemento salarial. No obstante en lo que tiene que ver a sanidad, la gran discrepancia aparece en la gestión del gasto farmacéutico, concretamente en el Copago.

REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA

Bien es cierto que esta fue una de las frases más repetidas. La regeneración democrática o el impulso de propuestas para la lucha contra la corrupción, la reforma de instituciones o la apuesta por la transparencia  entró por la puerta grande de la campaña electoral. Jamás estos temas habían estado en la agenda como en este contexto.

Los tres partidos incluyeron medidas contra la corrupción y la transparencia a una reforma de la administración o del sistema electoral en sus programas. En este último punto, las formaciones coinciden.

Entre las medidas de regeneración las hay coincidentes y opuestas. Podemos apuesta por prohibir las puertas giratorias y el PSOE solo por aumentar los periodos de incompatibilidad. En materia de Justicia, Ciudadanos quiere eliminar el CGPJ, Podemos reducir su número y someterlo al refrendo de la ciudadanía y el PSOE aboga por mantener la estructura actual.

Los socialistas ponen su foco en las medidas de regeneración democrática y la transparencia. Por ejemplo, se apuesta por la creación de portales de la transparencia donde se publicarán todos los contratos realizados y los pagos efectuados, con la copia de las facturas incluida. Además, hay un compromiso para poner en marcha planes de prevención de riesgos de corrupción, con protocolos de actuación cuando un funcionario detecte algún indicio, e instrumentos de protección para salvaguardarles de represalias. Asimismo, los socialistas proponen que todos los que accedan a un cargo público deberán comunicar cualquier tipo de variación patrimonial durante su mandato y se obligará a los miembros del Gobierno y a los altos presentar una declaración en la que se demuestre que están al corriente con Hacienda.

Podemos exigirá que los cargos públicos declaren sus bienes antes, durante y al dejar el cargo, así como los gastos mensuales relacionados con dinero público. También se propone endurecer la incompatibilidad para prohibir las puertas giratorias y obligar a que las agendas de reuniones sean públicas. Quiere implantar igualmente un buzón secreto para que los funcionarios puedan denunciar casos de corrupción, recibiendo una «protección laboral» para evitar represalias. También quiere recopilar en un fichero las personas y empresas condenadas por corrupción para que no vuelvan a contratar con la Administración.

Ciudadanos se compromete en su programa a separar de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, que sea imputado en un caso de corrupción, hasta la resolución completa del proceso judicial. Igualmente, se compromete a no incluir en sus listas electorales a personas imputadas por corrupción. La limitación de mandatos a dos legislaturas y los cargos electos que estén como representantes políticos en varias instituciones sólo percibirán el sueldo o retribución sólo por una de ellas.

En cuanto a la Ley de Seguridad Ciudadana comúnmente denominada como Ley Mordaza, los tres partidos se han comprometido en sus respectivos programas a su derogación.

Pacto PSOE – C’s 

En el acuerdo hay una redacción que opta por la transparencia a todos los ingresos públicos y privados, con desglose de las aportaciones de donantes, afiliados y cargos públicos. Detallar los gastos, con indicación expresa de retribuciones a responsables internos y empleados, gastos externos y de funcionamiento. Asimismo, el pacto se dirige  a reforzar las obligaciones de información relativas a las declaraciones de actividades y bienes patrimoniales.

De este modo, los Diputados deberán presentar, al comienzo y fin de su mandato, una Certificación de Hacienda sobre su situación patrimonial y sobre el estar al corriente de sus obligaciones fiscales y con la Seguridad Social.

Considerar la posibilidad de desbloquear las listas también para las elecciones municipales:

 Mejorar la proporcionalidad.
 Garantizar la igualdad mediante el sistema de listas paritarias.
 Posibilitar de forma efectiva el ejercicio del voto a las personas con discapacidad que hoy no pueden ejercerlo.
 Regular la celebración de debates electorales, con la creación de una Comisión Independiente de Organización de Debates formada por profesionales del periodismo de reconocido prestigio.

También se establece un pacto para la cesión de cargos públicos que se establece en la apertura de juicio oral.

En cuanto a lo que circunscribe la Ley Mordaza se establece la derogación inmediata de la prisión permanente revisable incluida hoy en el Código Penal.

 Derogación también inmediata del artículo 315.3 del Código Penal, sobre el ejercicio del derecho de huelga.
 Revisión de las penas relativas a los delitos que afectan al conjunto de la sociedad, como los delitos contra la Hacienda Pública, la ordenación del territorio, el medio ambiente y el urbanismo.
 Y con carácter más general, revisión del Código Penal, para volver a los principios del Código Penal de la democracia.
 Con carácter inmediato derogar la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en lo referido a la limitación de los plazos de instrucción.

El análisis:

En esta materia son numerosas y diversas las posturas y propuesta. EL nexo común versa sobre la necesidad de una regeneración y un reforma de las instituciones públicas apostando por la transparencia. Sabiendo esto, los tres partidos parecen coincidir en el diagnóstico aunque parecen diferir en cierto modo en la receta aunque existen grandes nexos de unión.

Las tres formaciones coinciden en la apuesta por la transparencia, significativamente coinciden en la rendición de cuentas potenciando el Tribunal de Cuentas. Además se enfoca directamente a los políticos y cargos públicos añadiendo luces y taquígrafos sobre la situación patrimonial de sus señorías.

La limitación de mandatos a dos legislaturas parece ser otro nexo que une a los tres partidos. Podemos incluso profundiza en este punto añadiendo la figura del revocatorio mediante referéndum en su programa electoral.

La ley electoral y concretamente la proporcionalidad estuvo durante la campaña en el objetivo de los dos partidos emergentes. PSOE, Podemos y C´s están de acuerdo en el diagnóstico pero no en la solución. Genéricamente se apuesta por la mejora de la proporcionalidad aunque la ambigüedad en estos términos dará lugar a un amplio debate; no existe una ley electoral inocente. No obstante, cualquier paso por la mejora de la proporcionalidad pasa por modificar la circunscripción, la provincia, blindada en la Constitución Española por lo que se necesitaría un consenso amplio donde entrarían en juego lo partidos nacionalistas, unos de los grandes beneficiados por la ley electoral actual.

La reforma de la justicia no concreta ni asegura la derogación de la Ley Mordaza en su totalidad pero sí que se establece la derogación de los principios conflictivos especificados por los tres partidos que vulneran, según su criterio, derechos fundamentales como son el derecho de reunión o manifestación.

CONCLUSIONES

El análisis comparado de los diferentes programas electoral en base a una muestra de los discursos de PSOE, Podemos y Ciudadanos, siendo filtrado bajo el pacto entre PSOE y Ciudadanos se concluye que exiten, tal y como se muestra en las líneas pasadas, un mayor número de lazos de compatibilidad y similitud en los discursos que de discrepancias. En este sentido, las grandes diferencias se concretan en apreciaciones que a priori no parecen insalvables teniendo en cuenta el actual panorama de fragmentación y de necesidad de diálogo y consenso para la construcción de una mayoría.

Considerando el eje ideológico izquierda-derecha, podemos catalogar las políticas propuestas en el documento pactado por PSOE y C’ s en un eje de centro-izquierda y de ideología progresista.

Teniendo esto en cuenta, sólo se puede considerar por parte de Podemos un escenario estratégico electoral que le podría permitir el sorpasso al Partido Socialista por la izquierda puesto que los argumentos esgrimidos por parte del partido de los círculos no parecen sostenerse en base a este análisis.

Si analizamos el acuerdo sino según su impacto o resultado; si el acuerdo sirve para aumentar la seguridad económica de los españoles, aumenta la igualdad de oportunidades, elimina privilegios, protege lo público y promueve una sociedad más justa e igualitaria que  el actual modelo en funcionamiento, merece ser apoyado por un partido de izquierdas.

Si consideramos el impacto de las políticas públicas en función de las experiencias pasadas e incluso desde un análisis comparado con casos de otros países, este acuerdo representaría una mejora considerable sobre los puntos mencionado e incluso podríamos decir que estas políticas públicas se inclinarían en la balanza a la izquierda en torno al eje ideológico. Cierto es que no todo el documento es una panacea y ni todo está lo suficientemente concretado pero es evidente que el documento no se puede etiquetar como “de derechas” o regresivo.

Deja un comentario