Quedan 8 días para el 20D y la riada de encuestas se acrecientan, las hay para todos los gustos. El problema de todo esto se basa en la calidad de la información que recibimos. El periodista Iñaki Gabilondo suele señalar en sus conferencias a modo de metáfora que en una inundación, como la que estamos sufriendo a modo de sondeo, lo primero que escasea es el agua potable.

Captura de pantalla (206)

En la previsión del tracking semanal elaborado por Celeste-tel para eldiario.es, el Partido Popular  continúa como la principal opción electoral en estimación de intención voto con un 28,2% de los votos, dejando al PP entre 118 y 121 escaños. Rajoy se dejaría en el camino más de un tercio de los escaños que obtuvo en 2011. El PSOE se mantiene como segunda fuerza con un 23,1%. La candidatura de Pedro Sánchez bajaría su presencia en el Congreso obteniendo, según la estimación de celeste-tel, entre 90 y 93 parlamentarios.

Ciudadanos continúa en tercer lugar sin apenas cambios con el 18,8% de los votos lo que se traduciría entre 61 y 67 escaños en el Congreso. Podemos se mantiene cuarto con el 11,3% de los votos obteniendo entre 30 y 32 diputados en la cámara baja sin tener en cuenta las coordinaciones electorales de Galicia, Cataluña o Comunidad Valenciana.

Evolución mensual del voto ( estimado)

¿Qué vemos con la estimación de voto?

La estimación de voto también llamada “cocina” es el resultado de aplicar a la intención de voto un modelo de corrección basado en otras variables de la encuesta como la experiencia pasada o información de tipo cualitativo. Pero, ¿en qué medida tiene capacidad predictiva la estimación de voto?

El politólogo, Antón Losada, recomendaba muy acertadamente en su columna de elediario.es que desconfiemos de estas estimaciones, más si cabe si no vienen acompañadas de la intención directa de voto. Losada considera en su columna que “desde las últimas generales las cosas han cambiado mucho y los métodos de estimación ni han sabido ni saben medirlo”. Ha sido, siguiendo su criterio, “aquello que la gente respondía directamente – la intención directa de voto – la que ha acabado acreditando mayor capacidad predictiva que cualquier cocina”. Por lo tanto, bajo ningún concepto compréis una encuesta si os ofrecen una estimación de voto que no venga acompañada de la intención directa y menos aún si no se publica la correspondiente ficha técnica.

Los datos ofrecidos por el sondeo de celeste-tel muestran un empate técnico entre populares y socialistas en intención directa de voto. El PSOE encabeza la intención directa de voto con un 16,3% seguido del PP con un 16,2%.  Como tercera fuerza, encontramos a Ciudadanos con el 12,9% de los votos seguidos de Podemos con un 10,5%. Asimismo hay que citar que tampoco hemos recogido los porcentajes obtenidos por las diferentes coaliciones establecidas por el partido de Pablo Iglesias.

¿A quién votaron en 2011 los actuales votantes de cada partido?

Si analizamos la procedencia del voto vemos lo que ya adelantamos en otras publicaciones. El PSOE tiene su principal encía sangrante en Podemos. Los actuales votantes del partido de los círculos provienen del Partido Socialista (25,7%), seguidos de los abstencionistas (20,6%), de los votantes en 2011 de Izquierda Unida (19,4%) y de nuevos electores (16,0%). En este sentido, el partido de Albert Rivera, se nutre de una manera destacada de los votantes del Partido popular en 2011 (46,8%), seguido de los votantes de UPyD (15,5%).

¿A dónde irá el voto de las elecciones generales de 2011?

El tracking revela que el PP solo retiene al 61,7% de los votantes que depositaron su voto por este partido el 20-N de 2011. La mayoría de quienes no depositarán su voto en los populares apostará ahora por Ciudadanos (20,9%), seguidos por la opción de la abstención (12%).

El PSOE, por su parte,  consigue que vuelvan a introducir la papeleta socialista en las urnas el 68,5% de quienes lo hicieron hace cuatro años. El destino principal de los votos del PSOE en 2011 tienen como destino Podemos, quines recogen un 10,6% de los desencantados con la formación de Pedro Sánchez. Un 8,1% no votará  mientras que el 7,4% apoyará a Ciudadanos el 20D.

Celeste-te puntualiza la participación en una tendencia al alza desde el pasado mes de febrero (71,7%), 2,8 puntos por encima de la registrada en 2011. En una perspectiva comparada, la elecciones municipales celebradas el 24 de mayo la participación se cifró en un 64,93%.

El voto, por edad

Por edad vemos como el perfil del votante de PP y PSOE es una persona de más de 45 años. Es, por otro lado, en los menores de 45 donde los partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos, tienen un mayor número de votantes. Destaca, también, el número de abstencionistas entre los 18 y 44 años.

 

Fuente: Celeste-tel | gráfico: Belén Picazo y Raúl Sánchez

Ficha técnica

Universo: Ciudadanos y ciudadanas con derecho a voto

Tamaño de la muestra: 1.100 entrevistas

Trabajo de campo: Primera semana de diciembre.

Metodología: Telefónica

Nivel de confianza y error muestral:Para un nivel de confianza del 95,45%(2sigmas), y para P=Q, el error es del 3,1% para el conjunto de la muestra de 1.100 entrevistas.