El factor de compromiso político en las redes sociales

0
204

[dropcap]T[/dropcap]engo la fortuna de tener amigos de todo el abanico político en mis redes sociales. Ello me permite entre otras cosas fijarme en varias pautas de conducta que son una constante en la mayoría de los casos.

Antes de nada debe matizarse que la razón de ser de cualquier red social es compartir ya sean opiniones, acciones, estados, etc con el resto de personas. Es por tanto lógico que este espacio sea usado también como un canal por la gente para expresar su forma de ver la política y difundir su ideología o cómo veN las cosas según su prisma ideológico.

Sin embargo a todo ello, que es perfectamente lógico, hay que sumarle un fenómeno interesante. Que podríamos calificar como grado de compromiso. El cual en parte consiste en llenar tu muro de propaganda del partido afín.

Los que lo realizan buscan evidentemente beneficiar a la formación política correspondiente pero si nos paramos a pensar el efecto logrado es escaso por varios motivos; En primer lugar se debe a que en la Red se creen burbujas donde la gente suele admitir y relacionarse con gente afín, por tanto en su mayoría ya eran cercanas a la ideología o al partido que corresponda. En segundo lugar es que la capacidad normal de la gente es tener en su Red varios cientos de amistades y en algunos casos algunos miles, es decir que la capacidad de influencia es limitada y más si se tiene en cuenta que no toda esa gente le presta atención a uno así como que una parte de ellos no están activos asiduamente o bien pasan de la política.

Puede decirse que la suma de mucha gente practicando esta estrategia de difusión hace crecer la ideología y al partido con el que uno simpatiza, algo completamente cierto pero yo voy a la implicación directa personal y a lo que mueve a cada uno a hacerlo así como a sus repercusiones.La motivación personal es clara porque cada uno cree que con ello ayuda al fin que persigue y sirve de altavoz.

Ahora bien hay otro fin que se persigue y que debe tenerse en cuenta, y es que un partido se compone de militantes. La implicación con el partido ahora se mide por la difusión y apoyo al mismo por las redes sociales, mucho más aún en militantes de base y cargos de perfil medio o bajo. Los compañeros de militancia, que se suelen tener agregados, actúan de igual forma y ven la actividad de difusión-opinion que realiza el resto.

Se crea por tanto una influencia entre militantes por el grado y la calidad de la actividad en las redes sociales que cambia la percepción que se tienen entre sí.

Esta consecuencia es buscada normalmente por quien la realiza para ser más valorado dentro de la formación política. Es de hecho el principio humano de conseguir méritos para mejorar tu posición o asegurarte ser aceptado en la comunidad.

Algunas personas la realizan inconscientemente y otros a sabiendas, y dentro de estos últimos algunos buscan con ello sacar rédito.

Las relaciones dentro de un partido por tanto ya no se llevan a cabo solo en los órganos de dirección sino también en las redes sociales, por el contacto que estas permiten entre la militancia. Podría decirse que una formación política está reunida constantemente al estar interconectados entre sí en burbujas sus militantes, pues no todos están conectados con todos.

Por tanto el fenómeno que se analiza tiene un peso importante dentro de un grupo humano como es una formación política.

La consecuencia directa es que el factor de compromiso de cada uno ya sea intencionadamente o no, influye directamente en el resto de personas afines y en función a la calidad de su aportación provoca que varíe a favor o en contra de su posición en el grupo, en este caso en un partido político.

[box type=”shadow” align=”aligncenter” class=”” width=””]¿Te ha gustado el artículo? Colabora con nosotros y haz tu aportación a través de Dropcoin.

[/box]