Una cita con la historia

0
122

[dropcap]U[/dropcap]n largo pasillo; muchas puertas. Abres una puerta: Torquemada. Abres otra puerta: Lope de Vega. En otra: paseos junto al Lazarillo de Tormes. En la siguiente: jugar con la reina Isabel a la “gallinita ciega”.

En ese mismo pasillo, Alonso de Entrerríos, un soldado del siglo XVI, utiliza un móvil para avisar a su compañera (Amelia Folch), una de las primeras mujeres que accede al sistema universitario español,  de que se dirige a buscar a su otra compañero, Julián, médico de guardia en la España de los recortes.

Pero no, no es ni una broma ni el final de Los Serrano. Esto es El Ministerio del Tiempo.

Con todo, podríamos pensar que los viajes por el tiempo es un tópico común que pervive en el género de ciencia ficción, pero, concretamente, estos no son los “convencionales”. La única forma que tiene el equipo -formado por un soldado, una universitaria y un médico- de poder abrir puertas que contienen diferentes épocas reside en que la historia, tal y como la conocemos, pueda ser alterada. Así, hemos viajado a Madrid de Lope de Vega, para asegurarnos de que cogiera el barco correcto para que su obra viese la luz; hemos paseado junto a Lazarillo de Tormes, a la vez que escuchábamos su verdad, quien ha escrito su picaresca gracias a la insistencia de Folch y al palacio de la reina Isabel, donde la hemos salvado de un asesinato planificado por los “carlistas”

Los que nos consideramos “Ministéricos” conseguimos vivir aventuras históricas que nos sumergen, durante los lunes a las 22:00 en TVE, en diferentes etapas de nuestra historia -de una forma rigurosa en cuanto a la trama- que producen la contemplación retrospectiva de España, comparada con la actualidad mediante el humor inteligente. Por tanto, os invito a que tengáis una nueva concepción de “lunes” y abráis las puertas de este singular Ministerio con unos funcionarios poco habituales.

Como digo, resulta gratificante saber que en España se siguen valorando las series de tal calidad, más allá de una crónica de una casa en la que viven 12 famosos que no han hecho nada loable como para ganar 60.000€ a la semana; más allá de unos tronos en los que se sientan gente tan iletrada como los que ocupan los de verdad; más allá de “aborregadas”; pues hemos podido saber que el canal público ha renovado, al menos por una temporada más, a esta serie creada por Pablo Olivares y Javier Olivares.

¡Larga vida a la Historia!

 

[box type=”shadow” align=”aligncenter” class=”” width=””]¿Te ha gustado el artículo? Colabora con nosotros y haz tu aportación a través de Dropcoin.

[/box]