De cómo el régimen castrista ha empobrecido Cuba

0
378

Ha muerto Fidel Castro. Ha muerto el líder de la Revolución Cubana. Aquel que se embarcó en el Granma junto a su hermano Raúl y el Che Guevara, entre otros, con el objetivo de derrocar a Fulgencio Batista del poder. Lo consiguieron e implantaron una dictadura que perdura hasta los días presentes.

Dejando a un lado las técnicas guerrilleras, la propaganda, las falsas promesas de libertad y democracia hacia el pueblo cubano, ¿cómo ha cambiado Cuba en estas 5 décadas y media respecto a otros países que estaban parejos a la isla caribeña?

En términos políticos creo que no habrá ninguna duda, aunque siempre haya gente que no piense por sí misma y se dedique a alabar lo que otros le dicen sin comprobarlo. Las continuas faltas de libertades del pueblo cubano han quedado patentes en estos años. Desde un gobierno autoritario, sin parlamento, sin elecciones libres y plurales, sin pluralidad política, siguiendo por un régimen de represión y persecución hacia los disidentes, aquellos que solo piensan diferente a la élite revolucionaria. Porque la Revolución Cubana, al contrario de lo que hacen pensar, dio lugar a una élite que ha vivido de lujo, mientras el pueblo ha vivido y vive todavía sometido. La democracia, entendida como igualdad material por los marxistas, no ha quedado nunca patente en Cuba. Solo se puede hablar de igualdad en la miseria, insisto, mientras la élite dictatorial (una especie de nomenklatura, tomando como referencia la URSS) ha vivido con toda serie de lujos. Uno de los guardaespaldas de Fidel Castro lo ha contado alguna que otra vez: “Fidel nunca renunció a los lujos del capitalismo, una cosa era su discurso sobre la “vida austera” que debían vivir los revolucionarios, otra cosa era su modo de vida, que era el de todo un capitalista”. Su hermano Raúl y los más afines al régimen, por el estilo.

Económicamente, un Estado que ha engullido la economía. La falta de libertad económica y capitalismo (inexistente en Cuba) no ha dejado lugar para la prosperidad. Los cubanos han tenido que resignarse durante estos casi 60 años, observando cómo iban siendo pobres, mientras personas y empresas de otros países iban prosperando de la mano de la libertad económica, el bienestar y el capitalismo.

En 1970, Cuba tenía una economía muy parecida a la de países como Corea del Sur o Singapur. Tenían una renta per cápita que no superaban los mil dólares ($653, $292 y $925, respectivamente). Pero hay una diferencia vital. Mientras Cuba no permitía el libre comercio, la empresa privada, la innovación, etc., Corea del Sur y Singapur despegaban económicamente gracias a todo eso que estaba prohibido en la isla caribeña.

Así, en 1990 la diferencia ya era clara: Cuba tenía una renta per cápita que seguía en niveles bajos ($2.707), mientras Corea del Sur y Singapur ya empezaban a probar las mieles del capitalismo: $6.642 y $11.864, respectivamente. Cuba solo había ‘progresado’ x4, mientras Corea del Sur multiplicaba x23 en esos 20 años y Singapur x13.

Y en la actualidad, la diferencia es mucho mayor. Tres economías más o menos parejas en 1970 son ahora completamente diferentes. En 2013 (último año con datos de los 3 a la vez), la renta per cápita de Cuba ascendía solo a $6.790 (apenas x10), mientras que Corea del Sur y Singapur han despegado definitivamente: $25.998 (x89) y $55.618 (x60).

 imagen-1 

Fuente: Banco Mundial

Así pues, ¿hay alguna duda de que el régimen castrista no ha permitido salir de la pobreza al pueblo cubano? Tanto económicamente como políticamente, Cuba es pobre. Las promesas se quedaron en eso. Cuba no conoce la democracia ni la libertad bajo esta dictadura comunista. Tampoco conoce el capitalismo, el único sistema económico posible para que un país prospere y salga adelante, con capital, innovación, emprendimiento y libertad económica.

Otra prueba de ella la tenemos en los salarios. El salario medio cubano en la actualidad está en torno a 700 pesos cubanos al mes ($27), mientras que en Corea del Sur alcanza $2.151 y en Singapur algo más de $3.000. Y es que se vive mucho mejor en una economía capitalista. ¿Cuántas cestas de la compra puedes llenar con el salario medio cubano y cuántas con el salario de Singapur? En Venezuela, otro país donde el Estado ha engullido la economía, el salario mensual medio está en torno a $30. Casualidades de la vida, o no tanto, Cuba y Venezuela cierran junto a Corea del Norte (la totalitaria) el ránking de libertad económica. Libertad es prosperidad. Centralizar la economía no funciona y así ha quedado patente en los diferentes ensayos a lo largo de la historia en esa dirección.

 imagen-2

Es cierto que ha muerto Fidel Castro. Pero no ha terminado la dictadura. No ha terminado el castrismo y todo lo que ello supone: violación de derechos civiles y políticos y el secuestro de la economía por parte de la élite, del régimen dictatorial. Cuba debe mirar hacia adelante, sin olvidar su pasado. Ojalá podamos celebrar todos juntos, más pronto que tarde, el fin del régimen castrista y el inicio de la libertad.

 

Compartir
Artículo anteriorPedro Sánchez se da un baño de masas en Xirivella
Artículo siguienteMitología
David Muñoz Lagarejos
Graduado en Ciencia Política y Gestión Pública por la Universidad Rey Juan Carlos. Estudiante de Economía en la UNED. Columnista en La Razón. Apasionado, además, de la Economía y la Historia. Por un mundo más libre, vacío de totalitarismos y de gente que impone sus ideas a los demás bajo la fuerza.

Deja un comentario