Feijoó contra Feijoó y nada más

0
173
Alberto Nœ–ez Feij—o comparecer‡ en rolda de prensa para dar conta dos asuntos tratados na reuni—n do Consello

Feijoó ya es Galicia, aunque no guste o no se quiera ver, lo es por sus méritos y  deméritos de sus rivales. Nos centraremos en los errores de los contrincantes del Partido Popular, que han sido claves en desarrollo de los acontecimientos. Ha sido, por tanto, una lucha electoral marcada por estos desaciertos y no tanto por los aciertos del PP y su candidato. Los que hemos seguido la campaña electoral no podíamos creernos que no fueran capaces de presentarse como alternativa al Partido Popular. Era la principal sensación al seguir esta aburrida pugna en Galicia, descorazonador ha sido ver a los partidos de la oposición sin ser capaces de plantear un proyecto de país diferente al ya conocido del PP de Galicia, que durante tantos años lideró Fraga y desde hace 8 años Feijoó.

 

En Marea intentó centrar la disputa en el líder del PP y en su pasado, en sus amistades peligrosas,  en las corruptelas varias de su partido, en Baltar padre y en Baltar hijo. ¿No sabían que esos ataques ni rozan el liderazgo del que será por tercera vez Presidente de esta tierra? Esta estrategia no le restan ni un solo apoyo mientras se considere, y nadie ha sido capaz de poner en duda, que su gestión al frente de nuestro país es buena. Esa y no otra debería haber sido la batalla fundamental en esta guerra electoral.

 

Pareciese que la disputa fuese judicial y no política, no lo era, y la excusa de que Luis Villares llegó tarde no es convincente, era tiempo suficiente si se hubiese logrado comunicar que tenían una alternativa para Galicia, que En Marea era la única opción alternativa al PP. Por otro lado, tampoco se diferenciaron, ni derrotaron con claridad a un Partido Socialista de Galicia asfixiado por las luchas internas y la incapacidad de ilusionar a un electorado, por el que compiten, defraudado por el proyecto antagonista inexistente al de los conservadores.

 

Lo de la gente es tonta y está alienada, que quiso twittear el diputado de En Marea Fernán Vello y  luego rectificó,  es viejo ya. Aterricen ya, bajen de su nave, no se engañen más y conozcan a su pueblo. El PP y el BNG han recuperado apoyos desde las municipales  porque no había un único proyecto alternativo convincente y solvente con capacidad de hacer frente al PP. Por estos deméritos el PP ha arrasado a la oposición que, una legislatura más, solo podrá criticar, protestar desde la tribuna parlamentaria y nada más.

 

Compartir
Artículo anteriorEspaña, ¿nos roba?
Artículo siguientePedro I, el “Breve”
Nacido en Cariño. Graduado en Ciencias Políticas por la USC y Máster en Comunicación Institucional y Política por la US. Soy un apasionado de la actualidad y del análisis político.

Deja un comentario