¿Qué fue de la Grecia de Tsipras?

0
134

[dropcap]E[/dropcap]sta campaña ha comenzado con las críticas a Albert Ribera por su visita a Venezuela. Algunos dicen que es sorprendente por irse a buscar apoyos a otro país cuando las elecciones son en España. Los mismos critican que se dediquen veintidós minutos a los problemas venezolanos en los telediarios. Puede que tengan razón, puede que a lo mejor haya que poner el ojo más cerca y en otra península del Mediterráneo. A lo mejor hay que preguntarse ¿Qué fue de la Grecia de Tsipras? En definitiva, es un país de nuestro entorno, miembro del mismo club europeo al que nosotros pertenecemos y, sobre todo, es el país al que Pablo Iglesias (el líder de un partido que puede convertirse en el segundo con más votos y en escaños) acudía a cerrar las campañas de su primer ministro Alexis Tsipras. En el último cierre de campaña griego decía “los griegos no van a querer volver al pasado, no van a tener posturas serviles ni van a arrodillarse ante Alemania, saben que con Alexis Tsipras van a tener un león que va a defender a su gente a pesar de las dificultades. Cuando se pelea con una relación de fuerzas desfavorables se pueden afrontar situaciones difíciles, pero estoy convencido de que Alexis va a trabajar por un futuro que ya es imparable en Europa. Digan lo que diga la señora Merkel, cada vez son más los ciudadanos griegos que entienden que hay que rectificar”[1]. Tanta era la amistad del politólogo español y el político griego, que este último en 2014 le prologó el libro Disputar la Democracia.

Vuelvo a repetirme ¿Qué fue de la Grecia de Tsipras? ¿Qué ha ocurrido en esa Grecia del referéndum que dijo Oxi (no) a Bruselas? ¿De la Grecia post corralito? ¿Que ha sido de la Grecia a la que, tras no prestar nunca mucha atención los medios de comunicación, La Sexta, TVE, Antena Tres, Telecinco y sus respectivas noticias dedicaban largos minutos con corresponsales en el país? ¿Por qué ahora no tenemos tanta información? No tengo la respuesta.

Según datos de febrero de 2016, Grecia, tiene una tasa de paro del 24,2% y entre los menores de 25 años asciende al 51,4%[2]. El país liderado por el que en un momento fue el hermano europeo de Podemos no está para tirar cohetes. No olvidemos que el 13 de julio de 2015 el gobierno de Syriza, ese que no volvería al pasado, que se opondría a la señora Merkel, que no tendría posturas serviles, que no se arrodillaría ante Alemania y que defendería a su gente pese a las dificultades, tuvo que aceptar un acuerdo para permanecer en el Euro y no caerse por el precipicio. En el acuerdo tuvieron que ceder en todo, solo consiguieron un posible alivio de la deuda.

En 2016 el primer ministro que prologaba a Pablo, y su gobierno, ha comprometido un recorte en el gasto de unos 2.000 millones, un ambicioso programa de privatizaciones, elevar la edad de jubilación a los 67 años (como ya está establecido en España) y eliminar los colectivos exentos de este retraso. En materia fiscal el IVA pasará del 23% al 24%, subirá la gasolina y las tarifas eléctricas. También tenemos que recordar que ha vuelto el malvado FMI y los hombres de negro a controlar que todo este programa se cumpla. Pero esto no es todo, desde que Syriza volviera a ganar las elecciones en septiembre de 2015 ha sufrido cuatro huelgas generales consecuencia de estas medidas[3].  ¿Esta es la Grecia por la que votaron Oxe a Bruselas? ¿Nos está prometiendo Pablo Iglesias algo que sabe que jamás podrá cumplir?

Seguramente no, seguramente las medidas que tomó Tsipras son las medidas dolorosas que harán reflotar a Grecia. En España sabemos que a día de hoy no hemos tenido ningún rescate. Que el rescate al sector financiero fue al rescate de la banca que venían de las Cajas de Ahorros, nuestros bancos públicos. Por eso, electoralmente y por modelos que a lo mejor si se pueden dar en Europa creo que hay que poner el ojo más en lo que pasa en Grecia. A Venezuela no se le puede olvidar y hay que apoyar a los demócratas de aquel país. Pero en Grecia pueden estar la realidad. Puede estar la plasmación de que los países con unicornios alados sobre arcoíris de colores no se pueden hacer realidad. Es una pena que en Grecia solo estén los corresponsales de los periódicos y no nuevamente los de las grandes televisiones. ¿Por qué ya no nos cuentan cómo continúa la Grecia de Tsipras?

 

 

[1]http://www.elmundo.es/internacional/2015/09/18/55fc522522601d305b8b45bb.htm

[2] http://www.datosmacro.com/paro/grecia

[3] http://www.eldiario.es/economia/Tsipras-compromete-pensiones-FMI-rescate_0_473503595.html

Deja un comentario