La mayoría de los que habéis comprado una vivienda, ya sea mediante fondos propios o recurriendo a financiación externa ya conocéis qué parte de la tarta se lleva el fisco, las notarías y los registros.

El impuesto sobre patrimonio que quiere gravar a las rentas más altas ha desatado muchos tipos de debate. En especial sobre la diferencia entre tener patrimonio y liquidez, por eso, vamos a recrear una compra con todos sus pasos y así entender qué es el coste de compra, cuánto se lleva el Estado y cuánto tiene que disponer el propietario para hacer frente a los pagos

TENGO EL INMUEBLE

Has encontrado el piso, plaza de garaje o local que te interesa. El precio, punto crítico, encaja y decides afrontar la compra con fondos propios. Cerramos la compra en 8.100€ [Todos los datos ofrecidos son reales]

NOTARÍA

Es el primero en coger la porción sin que los demás estén sentados a la mesa. Una vez entregado el cheque bancario al vendedor, nos girarán la minuta.

La notarías diferencian entre Derechos y Suplidos, para el caso que nos concierne quedaría así:

Derechos:

Matriz + copias: 149,27

Gestión registro: 13,36

Suplidos(exentos de IVA):

Papeles y sellos (matriz y copias) : 4,91€

Nota simple informativa: 10,64€

En total, sumando IVA, el paso por la notaría asciende a 281,41€ [46,14€ de IVA]

AGENCIA TRIBUTARIA

La pelota ahora está en el tejado de la Agencia Tributaria, la encargada es delegada por Comunidad Autónoma, dado que hay que liquidar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (modelo 600) [10% sobre el valor de compra o tasación del inmueble, aquel que sea mayor]

La tasación la podemos consultar teniendo la referencia y valor catastral, a través del aplicativo de cada Agencia, en este caso al ser un inmueble gallego lo tasamos a través de Atriga.

Como el valor escriturado es de 8.100€ y supera el valor tasado, abonaremos ese 10% [810€] a la Agencia Tributaria.

REGISTRO

Es el encargado de coger el último trozo.  La minuta del registro incluye la nota marginal del catastro, asignación de código registral único, la presentación…

En total, para este importe y teniendo en cuenta las reducciones que se aplican de oficio el importe total es de 101,82€ (17,67€ de IVA).

EL IRPF QUIERE LA GUINDA

Como en todas las tartas o pasteles, siempre hay una guinda. Poseer un inmueble a disposición de sus titulares sin ser la vivienda habitual tiene afecciones fiscales. Es decir, el contribuyente paga cada año por poseerlo.

En este caso la renta imputada nos repercute en 40,36€ por todo el año.

IMPUESTO SOBRE BIENES INMUEBLES

Estaba escondido, pero estaba. Es otro de los gastos que serán recurrentes mientras se posea la propiedad, como en el caso del IRPF. En el caso de nuestro ejemplo son 53,10€ por cada año (mientras no haya revalorizaciones).

Veamos, entonces, como queda el resultado final tras la adquisición de una plaza de garaje:

Compra: 8.100€

Notaria+ ITP + Registro: 1193,23€

IRPF: 40,36€

IBI: 53,10€

El desembolso para hacer frente a una compra de 8.100€ asciende a 9386,69€ sin contar con los honorarios de una gestoría o inmobiliaria que pudiese realizar los trámites burocráticos, los costes ofrecidos son sin intermediación.

De esta manera, por el mero hecho de adquirir el inmueble, el propietario absorbe un sobrecoste de un 16%.

Yendo al transfondo literal del artículo, la administración pública se queda con los IVA de las operaciones, IRPF, IBI y el ITP quedando un resultado final de 967,27€. O lo que es lo mismo, el 12% del coste se le abona a mayores al fisco a través de sus ramificaciones.

Deja un comentario