El mercado no entiende de sentimientos. El pasado 1 de Octubre parte de la sociedad catalana salía a la calle a intentar votar en un referéndum ilegal, mientras, el resto del mundo estaba pendiente de la inestabilidad para decidir qué hacer con su dinero.

Las cargas policiales no ayudaron a calmar los ánimos pero la insistencia de la Generalitat en proclamar la independencia comenzó a tener sus primeras consecuencias en la bolsa española.

La primera de las “grandes” fue la farmacéutica ORYZON, que remitió a la CNMV un documento en el cual cambiaban su domicilio social desde Barcelona hasta Madrid. Este gesto tuvo una rápida acogida por parte de los inversores, que lograron elevar sus acciones hasta una subida del 20% en determinados momentos de la sesión.

CAIXABANK Y SABADELL

Pese a que el Ministro de Economia, Luis de Guindos, aseguró que los clientes de bancos catalanes no tenían nada que temer, el mercado no quiso unirse a las declaraciones institucionales y en tan solo un par de días, ambas entidades comenzaron a depreciarse progresivamente.

Evolución Caixabank

Evolución Banco Sabadell

En el caso de Caixabank, desde el 27 de Septiembre ha perdido se ha dejado un 9,1% sin embargo la mayor dañada ha sido su compatriota Banco Sabadell que ha retrocecido casi un 13% y ha forzado a que se analice su posible cambio de domicilio social.

 

Deja un comentario