Crisis del consenso

0
412

Es el sistema electoral proporcional el que dificulta la formación y estabilidad de cualquier gobierno.  Sin embargo,  todas las fuerzas influyentes del sistema político en España (medios, ex políticos, intelectuales, periodistas, etc) culpan a la clase política y al PSOE concretamente de la falta de gobernabilidad actual en España.    

En el sistema electoral actual obliga a que haya un consenso entre varios partidos para gobernar y para llevar a cabo importantes reformas. Así, desde la transición escuchamos hablar de pactos de estado, pacto  constitucional,  pacto sobre educación,  pacto contra el terrorismo. Bueno pues ese consenso que dio origen a los Pactos de la Moncloa y posteriormente a la Constitución,  está en sus horas más bajas por diversas razones. Entre estas  razones se encuentran  la corrupción, la crisis política, la radicalización de los partidos, entre otras. 

La falta de gobernabilidad en España es consecuencia de esa crisis del consenso antes mencionada.  Uno de las causas es la radicalización de los partidos,  un ejemplo es el PSOE con ideas cómo la memoria histórica, reforma  de los estatutos de las CCAA,  ideología de género, entre otras medidas radicales de Rodríguez Zapatero  en contraposición con  Felipe González, (el primero está más a la izquierda que el segundo). Actualmente Sánchez se parece más a Rodríguez Zapatero, si queréis comprobarlo leer su programa. El PSOE  está más alejado del PP actualmente por su radicalización. Otro ejemplo son los partidos nacionalistas en Cataluña cuya amenaza de irse de España imposibilita una posible abstención  en la investidura para que Rajoy gobierne. Que lejanos han quedado aquellos tiempos en que el pactista de Puyol  (separatista y querido en España) permitía que Felipe González y posteriormente  Aznar gobernaran. Por último y por si fuera poco tenemos a Podemos,  del que sólo con su  apoyo  a la candidatura de Otegi  lo imposibilita para firmar un futuro gobierno del cambio.  

Otros de los motivos de la crisis del consenso es el desapego de los ciudadanos hacía la clase política española aparecido a partir de la recesión económica y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria que ha destapado multitud de casos de corrupción a la opinión pública. La corrupción política debilita los posibles pactos de Rivera con PP  y/o  PSOE,  además  alimenta el grado desconfianza y denuncia entre esos mismos partidos que ahora desean convertirse en transparentes.   

Cómo última de las causas no podemos olvidar que toda esta crisis política se está produciendo dentro de un grave contexto internacional (refugiados, terrorismo del  ISIS, Brexit,  guerra en siria, etc)  cuya consecuencias  ya  sabemos;  crecimiento de la extrema derecha y futura ruptura con la UE,  victoria probable de Trump en las próximas elecciones en EEUU.  Vivimos unos tiempos de radicalización política y un regreso a los extremos, lo que dificultad los grandes acuerdos.

En conclusión,  la formación y estabilidad de un gobierno se podría solucionar con un sistema mayoritario pero para los demócratas de este país las mayorías absolutas son malas. Es curioso que haya pocos analistas, juristas, catedráticos, periodistas y personas de otros ámbitos que defiendan el sistema mayoritario cómo solución al problema.  No digamos los regeneradores que quieren aumentar la proporcionalidad.

 

 

Deja un comentario