La opinión pública según Metroscopia: abril de 2016.

1
205

Ya está publicado el nuevo sondeo realizado por Metroscopia, perteneciente al mes de abril, el cual fue llevado a cabo entre los días 5-6 del mismo mes de 2016. En este artículo nos limitaremos a resumir textual y gráficamente los datos cuantitativos del sondeo, que pueden servir para aclararnos el contexto económico y político, quedando reflejado en la sociedad española.

En primer lugar, podemos observar datos sobre el género y la edad de las personas encuestadas. En cuanto al sexo, tenemos que un 51% son mujeres y un 49% son hombres (no se les pregunta por esta cuestión, sino que se determina a partir del reconocimiento de voz por parte del entrevistador). En cuanto a la edad, tenemos que un 22% tiene entre 18-34 años; un 38% entre 35-54 años; y un 40% de 55 años en adelante.

Por un lado, se les pregunta por la situación económica y política de España. Las respuestas que obtenemos del sondeo sobre ello no son muy positivas. Por ejemplo, sobre la situación económica, un 8% la define como buena;  un 9% como regular; un 54% como mala; y un 29% como muy mala. A la hora de valorar la situación política, un 3% la define como buena; un 4% como regular; un 38% como mala; y un 55% como muy mala.

Grafico I

Por otro lado, tenemos los resultados de la opinión pública acerca del interés que tienen los principales partidos políticos en llegar a acuerdos. El partido político que tiene una mejor valoración en este sentido es Ciudadanos, con el que un 50% de las personas encuestadas cree que busca realmente un acuerdo, en contra posición del 46% que piensa que ese interés es sólo aparente. El partido peor valorado es el Partido Popular, ya que sólo un 22% piensa que su interés es real; un 72% cree que la actitud del PP en cuanto a acuerdos es ficticio. Podemos visualizar el resultado de los partidos restantes en el siguiente gráfico:

Grafico II

 Asimismo, se les pregunta a los encuestados por su opinión sobre la posibilidad de que se celebren unas nuevas elecciones o si se formará gobierno en las próximas semanas. Un 73% está convencido de que se celebrarán elecciones, mientras que un mínimo porcentaje (22%) piensa que se acabará formando un nuevo gobierno en un futuro cercano.

Aun así, debemos tener en cuenta las preferencias de la ciudadanía, pues un 61% cree que es más favorable para el país que los partidos cedan para formar gobierno. Un 35% opina que la celebración nuevas elecciones es más beneficioso para España.

Todo ello está relacionado con la fragmentación electoral y parlamentaria, fruto del resultado de los últimos comicios celebrados el 20 de diciembre de 2016. Por dicha razón, Metroscopia pregunta sobre la preferencia entre la representación parlamentaria de numerosos partidos de diferentes tamaño en el Parlamento y la representación política de dos grandes partidos. Es decir, de una forma u otra, se pregunta por el pluralismo político o por la estabilidad política en España. En resumen, un 67% aboga por la diversidad de partidos en el Parlamento, aun con los problemas que conlleva para llegar a acuerdos; mientras que un 30% apuesta por la existencia de dos grandes partidos que garanticen la formación de gobiernos.

En cuanto a la valoración y conocimiento de líderes, tenemos que los más conocidos (por el 100% de los encuestados) son Mariano Rajoy, con una aprobación del 27% y desaprobación del 73%; Pedro Sánchez, con una aprobación del 36% y desaprobación del 32%; y Pablo Iglesias con una aprobación del 26% y desaprobación del 72%.

Llama la atención que la figura de Pablo Iglesias sea valorada más negativamente que la del propio Presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. El liderazgo de Pablo Iglesias fue beneficioso para Podemos, especialmente en las elecciones europeas de 2014, pero puede pasarle factura por diferentes motivos: relación del líder con Venezuela o Irán; el duro discurso planteado contra el PSOE en la sesión de investidura fallida de Pedro Sánchez; o la actitud de soberbia y arrogancia en política del propio secretario general de Podemos.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aprueba con el 56% de apoyos, a la vez que un 42% lo desaprueba. Alberto Garzón tiene unos datos parecidos: aprobación del 51% y desaprobación del 45%. Los líderes de Ciudadanos y de Izquierda Unida-Unidad Popular son los que obtienen una valoración más positiva, llegando al aprobado, por parte de la opinión pública española.

Grafico III

También se pregunta por la intención de ir a votar de los ciudadanos, en una escala de 0-10, en la que 0 significa que con total seguridad no irá a votar, y 10 es que irá con total seguridad a votar. Los datos más llamativos los encontramos en ambos extremos: un 7% reconoce que no iría a votar con total seguridad, mientras que un 69% asegura que acudiría a su colegio electoral más cercano para ejercer su derecho al voto.

Hay una cuestión relacionada con el recuerdo de voto. El resultado es el siguiente:

Grafico IV

Únicamente el 63% asegura que repetirá su voto. Por lo tanto, el resto puede condicionar el futuro del Parlamento y de la política española. El comportamiento volátil, aunque no mayoritario, de la sociedad española juega un papel fundamental en el caso de que se celebren, de nuevo, unas elecciones generales en un  futuro no muy lejano.

A continuación hablaremos de la intención directa de voto en el caso de que se celebren elecciones generales en las próximas semanas (siempre y cuando se presenten los mismos partidos políticos). Estos datos van a ser representados junto a la simpatía de la opinión pública de aquellas personas que no votarían, que no lo saben, que no lo tiene decidido o que no contesta.

Grafico V

La intención directa de voto contrasta con la simpatía de la ciudadanía que está marcada por la desafección política hacia los partidos políticos. El partido que más simpatías recibe es el PSOE, seguidos de Ciudadanos. Los posibles electores de Podemos (contando con las coaliciones de Galicia, Cataluña y Comunidad Valenciana) y Partido Popular tienen una simpatía menor que la de las formaciones políticas anteriormente mencionadas.

La desafección política e institucional es evidente, ya que según los datos que nos ofrece Metroscopia, un 34,4% de las personas encuestadas no votaría ni siente simpatía por ningún partido político; así como la indecisión de los votantes, ya que el 10,3% de los desafectos o indecisos aun no tienen decidido el voto.

Sin embargo, hay datos sobre aquellos partidos a los que la ciudadanía no votaría en ningún caso. El primero sería el Partido Popular con un 52,8%; el segundo es Podemos (y sus confluencias) con un 46,5%; el tercero sería el PSOE con un 15,5%; el cuarto en ocupar el ranking es Ciudadanos, con un 14,5%; y por último IU-UP con un 6,6%. Es abismal la diferencia que hay entre PP y Podemos, y el resto de formaciones políticas.

Grafico VI

Otra parte de la encuesta tiene como objeto conocer la valoración sobre el liderazgo de los líderes de los principales políticos. Por ejemplo, sólo un 20% estaría de acuerdo en que Mariano Rajoy sea el candidato del PP en caso de que se celebren unas elecciones generales. Pedro Sánchez (PSOE) recibe el apoyo del 46% (en contraposición del 48% de la ciudadanía). Pablo Iglesias tiene el apoyo del 41% de la opinión pública. Los líderes mejor valorados, Albert Rivera y Alberto Garzón, son los que tienen un mayor apoyo social: un 81% y un 74% respectivamente.

También se ha tratado cuestiones como una posible coalición de Izquierda Unida y Podemos, donde un 45% de los encuestados estaría tanto a favor como en contra de que concurran juntos a unas hipotéticas elecciones generales. Y si ello ocurriera, un 14% asegura que lo votaría; un 16% probablemente lo votaría; un 11% lo votaría; y un mayoritario 57% no lo votaría.

Comparando la intención directa del voto con el recuerdo de voto de las elecciones generales del 20-D tenemos los siguientes datos:

Grafico VII

Como podemos observar en el gráfico, los partidos que obtendrían un mejor resultado según la intención directa de voto de la ciudadanía son Ciudadanos e IU-UP. El Partido Popular también subiría (aunque mínimamente). Los partidos más afectados son Podemos y el PSOE. Las sesiones de investidura de Pedro Sánchez parecen haber pasado factura a ambas formaciones, lo cual hará que se replantean las estrategias a seguir de cara a la posible repetición de las elecciones generales.

En cuanto a la escala ideológica que nos muestra la autoubicación de los encuestados, vemos cómo el 35% se sitúa en el centro político, así como una tendencia en el centro-izquierda que es mayor que el centro-derecha.

La escala ideológica en el eje izquierda-derecha de las personas encuestadas es la siguiente:

Grafico VIII

En definitiva, siempre sale a debate la forma en la que se “cocina” una encuesta, aunque personalmente, creo que la polémica surge cuando se realiza una valoración subjetiva de los datos de un sondeo, según el medio de comunicación que lo difunda.

Sin embargo, la opinión pública es soberana y esencial para diseñar estrategias de marketing electoral, así como para estudiar el comportamiento político de los españoles. No estudiar las variables que afectan a la sociedad española es un fallo constante de muchos partidos políticos, lo cual da lugar a malinterpretaciones y campañas electorales erróneas.

 

1 Comentario

  1. Si una pretendida encuesta empieza con un dato contrario a los datos empíricos (Podemos casi dobla a Cs en votos en el 20D) tras haber hecho exactamente lo mismo en el periodo anterior a las elecciones. El resto de la misma no tiene credibilidad alguna.

    ¿Porqué ninguna encuesta pregunta a los votantes del PSOE si els gusta el programa pactado con Cs?
    ¿Y si tras el pacto PSOE – Cs piensa seguir votando al PsoE o a Cs los que los votaron?
    ¿Y si es que no a quien?

    ¿No son esas las preguntas importantes y no al genérica de ¿Cambiará usted de voto??

    Indirectamente, y quizás por error La Sexta noche preguntó a los votantes del PSOE si les gustaba el pacto PODEMOS-Iu, y al 47% les gustó. No sería nada descabellado apostar porque ese 47% estará muy tentado de votar la nueva coalición y por eso titulares como que el CIS dice que PODEMOS se hunde (en al cocina de la encuesta claro está) y otras sandeces, cuando a poco mal que lo haga la coalición la mitad o más de los votantes del PsoE el 20D votarán a la coalición de izquierdas, y no al pacto PSOE – Cs con políticas económica ya fracasadas y por mucho (record mundial de paro real U6 junto a Grecia) mientras en otros lares donde al jornada media se ha reducido un 20% y ekl salari medio doblado respecto al nuesto apenas tienen ese problema

Deja un comentario