El ex presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, da un paso al lado y cede su puesto a Carles Puigdemont, hasta ahora alcalde de Girona, presidente de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) y tercero en la lista de Junts pel Sí en Girona el pasado 27-S. Mas ya avisó en su día “seré presidente o ex presidente”. El pacto in extremis entre la CDC, ERC y la CUP llegó el sábado por la tarde, un día antes del plazo para evitar la convocatoria automática de elecciones en marzo.

El paso al lado de Mas viene acompañado de un acuerdo parlamentario en el cual la CUP se compromete a no votar bajo ningún concepto con los grupos contrarios al proceso soberanista. Y además, dos de sus diputados de incorporaran en la dinámica de Junts pel Sí de forma estable.

En el discurso de investidura de Carles Puigdemont no hubo sorpresas. No fue un parlamento lleno de metáforas, al contrario, fue claro: proclamó su compromiso con la declaración de ruptura aprobada el 9N, que a su vez, el Tribunal Constitucional anuló. Puigdemont, empezó pidiendo disculpas por la gestión de los resultados del 27S en las negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP; pero con los votos garantizados aprobó la XI legislatura como la de la “postautonomia y la independencia”. La votación se realizó en dos horas y 15 minutos y Puigdemont terminó su discursó con un “Visca Catalunya Lliure”.

Crece el miedo del PP

Con una mayoría independentista en el Parlament, el pacto entre JxSí y la CUP podría ahorrar al Partido Popular unas nuevas elecciones generales y permitirle formar gobierno de coalición con el PSOE. La Moncloa expresó, a través de un comunicado el sábado por la tarde, su deseo de que en España se forme un gobierno fuerte y estable para poder parar los pies al independentismo. Recalca esta voluntad sobre todo en el último párrafo “hacer frente al desafío independentista” y también defesar el “derecho de todos los españoles a decidir sobre su país”. Ni más ni menos que una defensa a la unidad de España y de la soberanía nacional que el PP podrá usar ahora para presionar a Pedro Sánchez y a los barones del PSOE.

Por otro lado, la líder de Ciutadans en Cataluña, Inés Arrimadas calificó el pacto de Jxsí y la CUP de “fraude democrático”. Insistió que el acuerdo a última hora responde al miedo de CDC de la pérdida de votos en unas nuevas elecciones.

¿Quién es Carles Puigdemont?

Casado y con dos hijas, Carles Puigdemont (29 diciembre 1962) fue redactor Jefe del Punt Avui, director de l’Agència Catalana de Notícies y puso en marcha Catalonia Today, una publicación en inglés con información sobre Cataluña. Dio su salto en política en 2006, cuando CiU le propuso formar parte de la candidatura del Parlament de Catalunya y aspirar en 2007 a la alcaldía de Girona en manos socialistas desde 1979. Aún así, tuvo que esperar hasta 2011 para convertirse en el primer alcalde de Girona. Desde el mes de julio del año pasado presidía también l’Associació de Municipis per la Independència. Puigdemont nunca ha escondido su ideología independentista.