La nueva victoria de Syriza en Grecia supone la normalización de la política helena.
El giro hacia posiciones de la izquierda menos radicales por parte de Alexis Tsipras y su acuerdo de verano con el Eurogrupo así lo atestiguan.

Pero hay un hecho muy importante y es que el electorado griego podría haber confiado en formaciones radicales para que encabezasen el gobierno.

La principal alternativa a Syriza era el Partido Comunista.

La principal alternativa por la izquierda era el Partido Comunista de carácter muy ideológico, definiéndose como Marxista-Leninista, era de hecho el principal enemigo de Syriza. Esta fuerza compitió con Syriza por ser alternativa al establishment y finalmente fue derrotada por la coalición del actual Primer Ministro heleno.
Aún así mantuvo su desafío y espero el fracaso de Syriza con la esperanza de llegar al poder sustituyéndola en medio de la decepción de la izquierda.

Un serio riesgo a Alexis Tsipras era la formación de camaradas escindidos de Syriza, quienes recibieron el soporte del famoso Varoufakis. Podrían haber hundido electoralmente a Syriza pero finalmente fueron ellos los que sufrieron en la noche electoral al ni siquiera entrar en el parlamento.

Por la derecha también había una posibilidad radical de cambio de gobierno. Se trataba de Amanecer Dorado, descartados Griegos Independientes por el cartel de miembros del anterior gobierno heleno junto a Syriza, una formación neonazi con una posición obviamente anti sistema.

Ganó una Syriza mucho menos radical.

¿Qué fue lo que aconteció en las urnas?La victoria de las fuerzas moderadas: Ganó una Syriza mucho menos radical, Nueva Democracia en el Centro-Derecha subió en votos y el PASOK creció en sufragios deteniendo así su hundimiento.

Analizar este fenómeno es interesante.
¿Porque no ascendió al poder una nueva fuerza radical en un escenario tan revuelto como el griego?
Muchas voces son las que hablan de la resignación del electorado, lo que ha conducido a una abstención elevada. No obstante ello no resuelve del todo la cuestión.

El principal motivo a mi juicio fue la misma Syriza. Dicha fuerza es una coalición sin una línea dogmática y que conforma el tipo de izquierda alternativa que atrae al electorado.
El resto de fuerzas radicales son una amalgama heterogénea de partidos dogmáticos fuertemente ideologizados. No hay más que ver el Partido Comunista con su Marxismo-Leninismo, Amanecer Dorado con el nazismo o Griegos Independientes con su actitud patriótica exaltada y anti inmigración.

Este hecho de no tener ataduras ideológicas ha permitido mutar a Syriza pudiendo cambiar su posición en el espectro político y salir beneficiada de la resignación de los griegos.
Esta estrategia fue cuidadosamente fomentada por Alexis Tsipras cuando pacto formar gobierno con Griegos Independientes algo totalmente contra natura pero que permitió establecer un ejecutivo nacionalista. La intención era no sólo tranquilizar a la población quitando el miedo al terror de la izquierda radical o conseguir una posición de unidad griega frente a Bruselas, sino también una táctica de retirada por si no se conseguía lo que se pretendía en Bruselas y poder decir “todos juntos no hemos podido conseguirlo”.
Sin etiquetas y sin ataduras es como ha logrado Syriza revalidar su victoria en las urnas.

Está por ver cómo gestiona su nueva victoria Alexis Tsipras pero sin duda evitará parecer un mero burócrata aplicando el plan del Eurogrupo estableciendo nuevos sacrificios para el pueblo heleno. Ello se convertiría en mortal para Syriza pues su victoria también viene por ser lo nuevo dentro de lo moderado, por lo que perder su capacidad de ser alternativa sería letal para esta formación.
Es decir habrá ruido fingido contra el acuerdo con el Eurogrupo, gestionado por Alexis Tsipras sin voces discordantes internas fuertes, y tratará de introducir reformas populistas así como de otra índole en el país haciéndole parecer diferente mientras que sigue haciendo de burócrata cumpliendo el acuerdo.

 


Si te ha gustado este artículo o la inicitiva de esta web, también puedes colaborar con microdonaciones de Dropcoin.