España a la deriva

0
184

[dropcap]L[/dropcap]a televisión suele ser un medio de evasión que sirve de  entretenimiento para muchos espectadores que se sientan en su sofá o en su silla cada día. Pero si eres de esos  que no nos podemos perder al menos un telediario al día, ten cuidado. Últimamente las noticias no son nada gratas, y menos para los poderosos, más y más casos de corrupción, accidentes petroleros, aéreos, nada grato de ver ni de escuchar la verdad. Y todo ello contado de manera pésima en muchos casos, en los que importa más vender que contar realmente los hechos. Los telediarios se han convertido en infoentretenimiento casi en su totalidad, compitiendo  entre las cadenas  por conseguir la mayor cuota de audiencia.

Y lo peor no es eso, lo peor son esos miles de televidentes que se creen a ciencia cierta todo lo que sale de esa caja tonta que está ante ellos pues defienden “si aparece en la tele es cierto”, y así se produce una cadena en la que las empresas y los anunciantes saben el poder de manipulación que consiguen a través de este medio. Y así el españolito, sin muchos estudios ni conocimiento de lo que ocurre a su alrededor, cree todo lo que la tele le cuenta con una fe ciega, siguiendo a una  masa de borregos. Pena me da España que por culpa de esta prole estamos como estamos, por culpa de aquellos que influyen en esta masa homogénea y sin vida que no me vas de lo que ellos les quieren mostrar.

Este año toca abrir los ojos y ver la luz, la posibilidad de cambiar las cosas está en nuestras manos y debemos actuar. Puede que nos quieran vender la moto diciéndonos que hemos salido de la crisis, que la situación ha mejorado, pero yo no se la compro. No mientras siga viendo colas infinitas en el INEM, desahucios diarios, jóvenes obligados a emigrar, salas de urgencias llenas y así una lista sin fin de situaciones que siguen produciéndose pese a que sus “brotes verdes” han florecido.  Nadie sabe qué sucederá este mes de noviembre, pero sin duda serán las elecciones más emocionantes de la democracia desde la etapa de la Transición, yo no me las pierdo, y tú ¿te atreves a luchar?

[box type=”shadow” align=”aligncenter” class=”” width=””]¿Te ha gustado el artículo? Colabora con nosotros y haz tu aportación a través de Dropcoin.

[/box]