Ventajas de estudiar en el extranjero

0
145

[dropcap]D[/dropcap]edicar un artículo a las ventajas de estudiar en un país extranjero podría parecer inútil, pues todo el mundo conoce ya la importancia del aprendizaje de otras lenguas y la zambullida cultural que tiene lugar en tales intercambios. Pero hoy me gustaría ir más allá de los tópicos, haciendo hincapié en algunos aspectos que no vienen en los folletos informativos de las facultades.

Los programas de las universidades públicas y privadas para realizar intercambios de estudios han ido mejorando con el paso de los años. Cada vez es más fácil encontrar una formación equivalente en centros extranjeros, que nos permite convalidar las asignaturas cursadas a nuestra vuelta. Para facilitar la gestión de los contratos de estudios se asignan tutores que asesoran personalmente a cada estudiante. Además de esto, la gran cantidad de jóvenes que se suma a esta experiencia, junto con el avance de la era de las telecomunicaciones, permite el acceso a foros y blogs que reúnen testimonios, consejos e información de mucha utilidad acerca de los países de destino.

Sin duda, dominar otro idioma es uno de los principales objetivos de cualquiera que se lance a cursar un año de estudios fuera de España. El proceso mediante el cual aprendemos esta nueva lengua, sin embargo, es mucho más valioso que el resultado en sí. Un idioma es una herramienta de trabajo más que utilizaremos en nuevas etapas y proyectos. Pero los esfuerzos que habremos tenido que hacer para comunicarnos con personas de otros lugares, logrando objetivos comunes, harán de nosotros, en el futuro, personas adaptables a casi cualquier relación interpersonal menos favorable.

Además del crecimiento personal que supone un año de estudios en el extranjero, teniendo que lidiar a veces con situaciones menos agradables y hasta vertiginosas, la experiencia aporta a nuestro currículum profesional un valor innegable. Me atrevería a decir que, si bien hace unos años esto era visto por las empresas como un hecho ventajoso, hoy en día es un requisito casi necesario para considerar a un candidato.

En una sociedad globalizada, en la que las fronteras culturales y geográficas se han ido difuminando, prima en muchos casos la adaptabilidad al cambio sobre la formación. Con seguridad, en nuestros futuros puestos de trabajos tendremos que tratar con personas de contextos socioculturales diferentes, desde nuestro jefe hasta nuestros clientes o proveedores. Una persona acostumbrada a abandonar su zona de confort, que se siente cómoda estableciendo relaciones con gente de todo el mundo, tendrá muchas más oportunidades profesionales, sin importar la industria en la que desarrolle su carrera.

Dicho esto, ya no me queda más que animar a todos esos estudiantes que se están planteando solicitar una beca de estudios en el extranjero a dar el gran salto. Desde nuestra web intentaremos compartir información actualizada y de interés para facilitar vuestra toma de decisiones relativa a esa etapa de la vida universitaria tan interesante y enriquecedora.