Convergència ha monopolizado el espectro nacionalista desde 1980, siendo el partido hegemónico en el Parlament hasta el 2015, año en el que la coalición entre CdC y ERC da lugar a Junts del Sí como suma de fuerzas de cara a la independencia. Sin embargo, el partido ha perdido fuerza electoral con el paso del tiempo. Los últimos barómetros publicados muestran como Esquerra Republicana de Catalunya -ERC- se encarama a la primera posición en unas hipotéticas elecciones al Parlament de Catalunya.

Democràcia i Llibertat, la marca con la que Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) se ha presentado a las elecciones generales de 2015, perdía la mitad de los escaños (8) que CiU logró en 2011 (16). Las elecciones generales de 2016 confirmaban la crisis en la que se encuentran los convergentes; la pérdida de grupo parlamentario, tras una refundación hacia la actual PdCat, en el Congreso de los Diputados se ponía de manifiesto el fin de la hegemonía como partido nacional de Cataluña.

El giro independentista de CDC, la aplicación de la austeridad y la corrupción sonada entre destacados miembros de Convergencia además de la sentencia del TC que tumbaba parte del Statut, fomentaba la pérdida de apoyo electoral desde el 2011. Pero ¿Dónde está el electorado nacionalista?

 

Fuente: Elaboración propia a partir del Postelectoral del CIS de las elecciones catalanas de 2015.

A través de un mapa de dispersión articulado a través de dos ejes; por un lado en el eje vertical la escala de autoubicación nacionalista (1- mínimo nacionalismo, 10 máximo nacionalismo) y en el eje horizontal la escala de autoubicación ideológica (1- izquierda, 10 derecha), ubicamos a los votantes que declararon haber votado a cada uno de los partidos con representación en el Parlament.

Mediante el mapa de dispersión localizamos a los votantes de Junts del Sí, coalición articulada por CDC y ERC. En este sentido vemos como el votante nacionalista ha girado hacia posiciones de izquierda, una posición que favorece, y que se puede contrastar a través de los últimos sondeos, a ERC.

Fuente: Elaboración propia a partir del Postelectoral del CIS de las elecciones catalanas de 2015.

Llevando a cabo el mismo procedimiento con los demás partidos políticos, vemos como uno de los principales caladeros de voto se encuentra en el espectro nacionalista y además sin apenas competidores, aunque podemos señalar la presencia de las CUP.

Por su parte y desde la óptica de la Teoría Espacial de Voto, se aprecia como tres partidos, PSC, Cat Sí que es Por y C`s, compiten entre ellos por un mismo electorado, donde llegan a superponerse en ciertos puntos en sus ubicaciones. Es decir, una mayor fragmentación y una mayor competición que favorece notablemente a las posiciones nacionalistas.

 

 

Deja un comentario