Los contendientes han perdido. En unas elecciones polarizadas en torno a dos bloques enfrentados con Artur Mas y García Albiol en su papel de antagonistas, en cierta medida ambos han perdido. El hasta ahora Prèsident tendrá difícil seguir siéndolo y Albiol no ha salvado al PP y a Rajoy del fracaso en Catalunya. Junts Pel Sí y el PP no han colmado sus expectativas.

Junts Pel sí no ha logrado la mayoría absoluta que ansiaban para no necesitar a las CUP y así, lograr que Mas siga siendo el Prèsident de la Generalitat. Estas elecciones no aclaran quién será Prèsident, aunque parece que el hasta ahora Presidente no lo será. Así lo ha expresado las CUP que afirma que no le apoyará. A este problema se le suma la imputación del candidato vencedor en las urnas, a raíz de la querella de la Fiscalía General del Estado con motivo de la convocatoria de la consulta del 9-N que puede acabar con su inhabilitación por dos años.

El Pròces que pretenden dirigir para lograr la “desconexión” con España y la construcción de un Estado catalán ha quedado debilitado al no lograr la mayoría absoluta. Las CUP han reconocido que no habrá DIU (Declaración Unilateral de Independencia), ya que han perdido el plebiscito que de facto ha tenido lugar basándonos en la lectura de las elecciones.

Por su parte, el PP con unos resultados tan negativos en Catalunya tendrá difícil repetir al frente del Gobierno de España. Rajoy con estos números en Catalunya tiene muy complicado repetir como Presidente. Por suerte la política del no y del miedo no funciona en nuestro país. No lo han hecho en ciudades como Madrid o A Coruña y tampoco en las elecciones catalanas.

Mientras tanto, en Ferraz se conforman con sus peores resultados de la historia tras haber sido devorados por la polarización en la campaña. Temían darse un varapalo semejante al del PP, pero resisten cuando parecía que se convertirían en el PASOK catalán. Con estos resultados Pedro Sánchez sale muy reforzado tras haberse volcado en esta campaña y emerge como la alternativa a Rajoy y al PP. Sánchez, después de estas elecciones y la remontada que auguran varias encuestas en las generales, parece encaminarse hacia la Presidencia del Gobierno.

En cuanto a los partidos que pretenden romper el tablero político y superar al PP y al PSOE, Podemos ha sido la gran decepción y su “asalto a los cielos” se ve casi imposible. Por su parte, Ciudadanos sale reforzado para las generales, aunque extrapolar no es aconsejable puesto que muchos votantes suelen cambiar su voto de cara a las generales.

Otra conclusión que hemos de sacar es que Podemos tiene una mala posición de salida de cara a las generales. Desde esta formación afirmaban que “España es un país y Catalunya es una Nación”. Parece obvio, aunque muchos no lo quieran aceptar. La convocatoria de una consulta que proponían desde Catalunya Sí Que Es Pot podría ser la única salida desde la izquierda, pero en las urnas han sido relegados a ser la cuarta fuerza política en el Parlament. “Si te quedas en mitad de la carretera, te atropellan por los dos lados”, así lo resumía en un tweet S.P. Diáñez (@SergioLangdon).

Por último, los resultados llevan a Catalunya y a España a un “callejón sin salida”, decía Iglesias abatido ante los resultados de su candidatura. No se pueden cerrar los ojos ante una realidad que golpea y deja claro que la mayoría de los catalanes quieren decidir su relación jurídica con España y el 47,7% están a favor de la independencia. El independentismo pierde en el cómputo global de los votos, aunque ha ganado en escaños como podemos ver en el análisis de Diego Mo Groba en este blog. Es la lectura más importante que se ha de hacer y ante la cual se han de dar respuestas políticas y no dejar todo en manos de la ley. Solo la alta política de acuerdos nos podrá ofrecer soluciones ante este escenario histórico y de difícil salida.

 


Si te ha gustado este artículo o la inicitiva de esta web, también puedes colaborar con microdonaciones de Dropcoin.