De Alcaldías en manos de los amigos de la ETA

0
265

El pasado sábado se constituyeron los Ayuntamientos de toda España. En este artículo me centraré en aquellos que gobernará Bildu, más exactamente dos que me han llamado especialmente la atención: Pamplona (Navarra) y Elorrio (Vizcaya, País Vasco).

La capital navarra ha sido feudo histórico de UPN desde 1987, cuando José Javier Chourraut Burguete consiguió vencer al PSE por solo 150 votos. Elección tras elección ganaba la Unión del Pueblo Navarro. Solo una legislatura no consiguió gobernar el candidato de UPN. Fue en 1995, pese a que la lista más votada fue la de UPN, el mencionado anteriormente Chorraut, cabeza de lista del partido CDN (Convergencia de Demócratas de Navarra), consiguió gobernar gracias a un tripartito con PSOE e IUN (Izquierda Unida de Navarra).  Desde 1999 a 2015 había conseguido ganar UPN en todas las elecciones, siendo Yolanda Barcina la alcaldesa hasta 2011, año en el que lo sería Enrique Maya.

Ha sido en 2015 cuando todo esto ha cambiado. Pese a ganar las elecciones, UPN ha tenido que ver cómo le quitaban la alcaldía de Pamplona tras un pacto a 4 partidos: Bildu, Geroa Bai, Aranzandi Iruña (Podemos) e Izquierda-Ezkerra. No había remedio: la Alcaldía de Pamplona quedaba en manos de los amigos de la ETA. Van a gobernar aquellos que no condenaban los atentados de la banda terrorista, esos que se aprovechan políticamente de que “ETA ya no mata” para hacer creer que son demócratas, aquellos que agreden a periodistas, a la AVT (en definitiva, a todo aquel que no comparta las ideas abertzales) cuando se acercan por el País Vasco. Ahora vamos a tener esos “espectáculos” en Pamplona. Repito, las elecciones las ganó UPN con 10 concejales de los 27 que tiene el Consistorio pamplonica. Bildu ha conseguido la mitad de concejales, pero las trampas post-electorales le dan la Alcaldía de la capital foral.

No menos vergonzosos son los cantos en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, cantando al unísono “Agur UPN”, en clara mofa al partido que ha gobernado Pamplona más de 20 años. ¿Por qué no cantan “Ilegalización Bildu” o “ETA disolución”? Simplemente porque son amigos. Pero cantar lo segundo y no lo primero sería mucho más digno, eso seguro.

Cambiando de municipio pero no de situación nos vamos a Elorrio. El pequeño pueblo de Vizcaya, gobernado por el PNV en 2011 gracias al voto de Carlos García (único concejal del PP en la pasada legislatura), tendrá alcalde de Bildu, con el apoyo de Podemos, toda vez que ya no está Carlos García, al perder el PP ese concejal. ¿Saben lo que significa? Pues que hay vía libre a los homenajes a la ETA en el propio Ayuntamiento, como cuenta el propio Carlos en su cuenta de Twitter, en la misma investidura homenajearon a presos etarras entre aplausos. Vergonzoso.

He de recordar que Carlos García sufrió ataques a la salida de la investidura de 2011 por darle la Alcaldía de Elorrio al PNV y no a Bildu. Se creen que Carlos es como otros del PP vasco que piden acercarse a Bildu “con toda naturalidad”. Desde aquí doy las gracias a Carlos García por sus 4 años de constante lucha para que hubiera un mínimo de dignidad en Elorrio, para que no vencieran los amigos de aquellos que utilizaban las bombas y las pistolas para hablar.

Y como estos dos ejemplos, muchos más. 40 nuevo alcaldes de Bildu en Navarra con el apoyo de Podemos. Los de Pablo Iglesias apoyan a Bildu, demostrando que les gusta, que se sienten cómodos apoyando a la izquierda abertzale, que de demócratas no tienen nada. Desgraciadamente, Bildu ha sido la vencedora sin duda en las elecciones municipales en Navarra, al aumentar en 113 su número de concejales, hasta los 297, mientras que UPN perdía 41 y el PSN 31, quedando así con 281 y 208, respectivamente. Más lo que todos sabemos de Bildu en el País Vasco, que no es poco. En definitiva, este partido ha logrado aumentar sus cotas de poder, apoyados por partidos que dicen querer regenerar la política (menudo chiste). Navarra, País Vasco, ¿qué habéis hecho?