Lo que tu aseguradora no quiere que sepas

0
266

La infoxicación en el mercado de los seguros ha generado que la mayoría de los consumidores de este sector no conozcan realmente las coberturas que su póliza incluye. Es habitual que los teleoperadores o el comercial físico que nos ponga la aseguradora exalte los términos de Responsabilidad Civil con unas cantidades ‘desorbitadas’ en las que hablamos de millones de euros.

El ‘seguro del conductor’ es una de esas coberturas que normalmente aparecen en nuestros extractos de condiciones pero no solemos hacerle demasiado caso, veamos qué es y en qué nos afecta realmente.

Seguro del conductor

La obligatoriedad de tener un seguro de coche hace que se le de importancia al hecho de ‘cumplir’ y no se preste atención a las coberturas que se acaba de contratar. Debemos diferenciar quién es el culpable de un accidente para entender lo que viene a continuación.

Las compañías de seguros suelen explicarte todo bajo el precepto de que el culpable del accidente es un tercero, por lo que te adornarán las cifras para darte a entender que no debes preocuparte de nada porque estarás cubierto bajo un paraguas enorme, un paraguas que cubre la aseguradora de la otra parte.

El problema viene cuando el culpable del accidente eres tú, sí, es muy importante.

¿Qué es el seguro del conductor?

Supongamos que lamentablemente has sufrido un accidente de tráfico y el responsable del mismo has sido tú, basta decir que las personas que te acompañan y los terceros afectados estarán cubiertos por la responsabilidad civil obligatoria (como mínimo), no cabe duda, pero las coberturas hacia tu persona son muy diferentes. Para subsanar esto aparece este tipo de complemento en la póliza, que en algunas compañías hay que solicitarlo, aunque esconda algunos secretos.

Un seguro del conductor viene desglosado en tres partes diferenciadas:

  • Muerte

Recuerda que el culpable del accidente serías tú, por tanto, en caso de fallecimiento, la aseguradora indemnizará a tu familia con una cantidad determinada, sobre los 30.000€ (depende de la compañía y de la póliza).

  • Lesiones graves

Cuando el resultado del accidente genera una serie de consecuencias físicas irreparables en ti, la propia aseguradora tendrá establecida una serie de indemnizaciones según el criterio de lesión, además habrá distintos tramos por pérdida de miembros, visión u otras lesiones semejantes.

  • Asistencia sanitaria

Llegamos al punto que tiene más controversia, la asistencia sanitaria. La Seguridad Social NO cubre los gastos derivados de los accidentes de tráfico, es decir, si sufres un golpe y eres el responsable, serás tú el encargado de hacerte cargo de las facturas que emita el hospital, todas. 

Esto implica que sea muy importante que revises qué nivel de asistencia sanitaria tienes contratada porque, en caso de provocar un accidente, podrías quedar desamparado y tener que abonar todas las facturas que remita el centro hospitalario. Hay pólizas que cubren 6.000€ y otras 30.000€, depende de cada compañía.

Es decir, si cuentas con un seguro de conductor de 6.000€ y tras un accidente tienen que ingresarte,operarte… y los costes ascienden a 12.000€, deberás pagar de tu bolsillo los 6.000€ restantes.

Si has llegado hasta aquí, busca tu póliza y localiza el apartado donde ponga ‘seguro de conductor’, una vez que lo revises y si todavía tienes alguna duda puedes dejarla en los comentarios.

En PoliticAhora tenemos una campaña de donaciones para financiar el proyecto, si te ha servido este artículo ayúdanos a través de paypal. Dona aquí.

Deja un comentario