Retrasos, himnos y discursos humorísticos… ¿es un mitin del PP aburrido??

0
131
Leader of the Popular Party (PP) and Spain's caretaker Prime Minister Mariano Rajoy blows kisses to his supporters at the PP headquarters during Spain's general election in Madrid on June 26, 2016. Spain's repeat polls ended on June 26 with the incumbent conservatives appearing to have scored a small win tailed closely by a far-left coalition led by Podemos, exit polls said, against a backdrop of record/low abstention. / AFP PHOTO / JOSE JORDAN

[dropcap]E[/dropcap]l acto empezaba a las 21:00, eran casi menos cuarto cuando llegué y si ya el aparcamiento fue difícil la entrada a la sala fue casi imposible. Intento entrar por otra puerta, y esta vez no solo consigo entrar, sino que uno de los organizadores, al verme, hace un gesto a una de sus compañeras situada al lado del escenario, “jóvenes hacia delante”.

Mientras me sitúo, escucho a los organizadores hablar acerca de la cantidad de personas que habían acudido y que avisarán cuando esté “casi todo el mundo sentado” para que entren. A los 10 minutos, con la sala llena y gente apoyada en las paredes suena el himno a todo volumen –el original, nada de ritmos latinos– y entran Telmo Martín, el anfitrión y organizador del acto; Ana Pastor, Ministra de Fomento y candidata por Pontevedra; y Alfonso Rueda, Presidente provincial. Entre foto y foto, echo cuentas y me falta alguien. En un primer momento, pensé que había sido torpeza mía por no informarme bien. Además, nadie parecía sorprenderse, así que pienso, bien. Al final va a ser que Feijóo directamente no venía.

En esto, Telmo Martín comienza su discurso sin apenas esperar ni instrucciones, ni que la comitiva tomase asiento, se dirigió directamente hacia el atril y comenzó por todo lo alto y en gallego: no voy reiterar que estamos en un Gobierno en funciones, “porque de tanto decirlo ya suena a recochineo, y aunque alguna diferencia hay [entre estar en el Gobierno y estar de funciones], ahora mismo nos entendemos”. A partir de ahí, mensaje a los indecisos y sobre sus adversarios, apuntó que son opciones que ya se han retratado en los últimos meses, y aunque dijo que no quería entrar en la política del miedo, advirtió que ya sabemos a quién tenemos.
Después, con un tono más humorístico habló de los tertulianos, de todas las cadenas y todos los partidos: “les voy a pedir que gobiernen que parece que saben más que nosotros”.

IMG_7201
Ana Pastor, Ministra de Fomento | Fotografía de Mara González

El siguiente en tomar la palabra fue Rueda. Antes de empezar agradeció a los vecinos de Cambados su presencia, habían ido en un autobús y estaban sentados en la parte de arriba de la sala. Al referirse a ellos se levantaron, aplaudieron, y alguno contestó con gritos. Después, disculpó a Feijóo por llegar tarde– ¡Ah vale! todo correcto – y acto seguido, comenzó su discurso.

Hizo un repaso sobre cada partido, pero el momento que más me llamó la atención fue cuando habló de Podemos y su capacidad de gestión: “ahora resulta que la gestión es fácil. Hablan de dar una renta fija, de aumentar el gasto público, y digo yo ¿de dónde sacan el dinero? Había un botón mágico con él y los del PP somos parvos y no supimos verlo”. Cuando acudes a un mitin, seas del partido que seas, probablemente ya estés convencido, así que el mensaje caerá bien. Sin embargo, me sorprendió que pudiendo referirse a la metáfora de la varita mágica con la que Podemos pretende solucionar todos los problemas- por ejemplo- se refiriese al tema del dinero.

Sobre Ciudadanos, apuntó que en Galicia no se sabe ni quién se presenta, ni qué proyecto tienen, y aludió indirectamente al acto protagonizado por Arrimadas en Coruña el pasado mes de diciembre.

IMG_7211Y cuando supongo que iba a empezar a hablar del PSOE -la verdad no lo recuerdo bien por lo que viene ahora- empezó a sonar el himno (de nuevo), la gente se levanta, aplaude, entra Feijóo, saluda a toda la comitiva y desaparece el himno. Poco importa dónde nos había dejado Rueda, inmediatamente después, entra Ana Pastor. Esta centró su ponencia en su trabajo al frente del Ministerio de Fomento y puso en valor el trabajo de Rajoy en los últimos cuatro años.

El final del acto llega tras la intervención de Feijóo, medio en castellano y medio en gallego. Prácticamente se centró en movilizar el voto “para que no puedan decidir por nosotros, y para que sea imposible que vuelvan a bloquear nuestro país”. Como no podía ser de otra forma, se volvió a escuchar el himno mientras la gente volvió a llenar las salidas, pero esta vez más seguros todavía de qué depositar en la urna el próximo 26J.

 

Deja un comentario