Alberto Garzón, Ministro de Consumo, ha anunciado que España se sumará a la corriente francesa de etiquetado de alimentos por su calidad nutricional. La obesidad infantil, acentuada en las familias de menor renta, ha sido uno de los causantes de que se implante esta medida en nuestro mercado.

El sistema aplicable, voluntario en palabras del Ministro, será el conocido como Nutriscore, pero, ¿Cómo funciona?

Nutriscore es un semáforo que simplifica el etiquetado de los alimentos ordenándolos por su salubridad. Siendo el verde el más favorable y cambiando su tonalidad hasta el menos favorable, el rojo.

Gama de colores del etiquetado

El sistema se desarrolló en el año 2005 en Oxford y cuenta con el beneplácito de la OMS.

Golpe al Marketing

Esta medida supone un impacto en el mercado publicitario de la alimentación. Al existir un organismo independiente que clasifique los alimentos en una escala de «calidad», muchos productos ultraprocesados tendrán mayores dificultades para ganar adeptos por su fácil identificación.

De esta manera, al igual que ocurrió en el país galo, notaremos un cambio en la forma de promocionar los productos con menor puntuación.

Deja un comentario