No es necesaria otra guerra civil

0
181

[dropcap type=”2″]N[/dropcap]i otro millón de muertos ni dejar el país devastado ciudad por ciudad para demostrar después  que bien reconstruyen los señores de las constructoras. Ya están constituidos los ayuntamientos y sería muy saludable para todos que sus alcaldes pudiesen gobernar que es para lo que han sido elegidos, no para defenderse de bombas, misiles y cócteles molotov.

La cacería a Manuela Carmena por parte de la derecha política y mediática pone de manifiesto que una gran parte de nuestro país no ha hecho la Transición. Guillermo Zapata ya no es concejal de cultura  porque alguien con un sentido del humor tan desgraciado y sin ninguna sensibilidad nunca debería ser concejal de cultura de Madrid.

Dicho esto, también comentar de paso que el Partido Popular tiene en Crevillente (Alicante) desde hace décadas un alcalde que negó el holocausto nazi, denigró a los judíos, hizo apología del nacionalsocialismo… El señor alcalde de Crevillente, además de negacionista, ha sido diputado, secretario regional, secretario general… La conclusión es que al Partido Popular y a la derecha mediática les importa muy poco el holocausto nazi y mucho la cabeza de Manuela Carmena.

Sería bueno y aconsejable respetar el resultado de las urnas y la suma de los votos, igual que se respetó cuando el Partido Popular mediante pactos se hizo con las alcaldías de Madrid, Valencia, e incluso de la mismísima Crevillente donde logró la vara de mando con el apoyo de  Falange Española, yo ya no sé si con las JONS o sin las JONS.

En todo Estado democrático se da un periodo de cortesía a cualquier  gobierno electo para que pueda demostrar sus líneas de actuación. Igualmente en cualquier Estado plenamente democrático dimiten los concejales responsables de mensajes aberrantes en las redes sociales y también dimiten los presidentes responsables de mensajes aberrantes de apoyo a extesoreros corruptos y saqueadores.

Sería muy bueno y saludable para todos completar la transición hacia un país plenamente democrático y no transitar hacia el pasado con nuevos golpes fratricidas.