El porqué de ser liberal

0
214
 
Por Javier Agejas, Presidente de la organización Somos Libres.
 
El Liberalismo es una corriente de pensamiento que tiene como epicentro el individuo y como objetivo la defensa de su autonomía frente a quienes anteponen una visión colectivizada de la sociedad. Es la lucha de quienes velan por la libertad individual propia y ajena, por encima de imposiciones morales, sociales o de cualquier otra naturaleza. Los valores liberales han sido siempre los que han permitido a la humanidad avanzar y progresar económicamente y conseguir los mayores niveles de libertades individuales que han habido nunca.
 
Los liberales concebimos al ser humano como centro de su pensamiento. Es por eso que, en la búsqueda de su desarrollo personal, defiende su máxima libertad. Tanto a la hora de decidir como queremos construir nuestro futuro, como de qué manera queremos vivirlo. Es fundamental que todos puedan dedicarse profesionalmente a lo que consideren y que tengan la oportunidad de formar la familia con la que más a gusto se encuentren.
 
El crecimiento económico y progreso del ser humano ha sido vertiginoso en las últimas décadas, durante las cuales se ha producido una gran destrucción de pobreza extrema gracias a la economía de mercado y el capitalismo. A pesar del intervencionismo de muchos estados, encontramos grandes diferencias entre los que lo hacen en menor medida y los que regulan hasta el último rincón de su economía. Es evidente que la riqueza y el bienestar abundan en mayor medida en aquellos donde las sociedades permiten a su mercado, que es en última instancia los individuos que lo conforman, funcionar con menos ataduras.
 
Otra de las claves del liberalismo son las libertades públicas y los derechos individuales de los individuos en la toma de sus decisiones. Es imprescindible la existencia de igualdad jurídica entre los individuos. Derechos como el libre pensamiento, la libertad de expresión o el derecho a la libre y voluntaria asociación de personas, fundamental en la sociedad liberal, son necesarios para que el conjunto de los ciudadanos pueda convivir en libertad y de forma satisfactoria.
 
No hay otra alternativa que valore al ser humano, que lo ponga en el centro de su pensamiento y que busque su máximo desarrollo hasta las últimas consecuencias. No existe otra ideología con mayores logros económicos ni sociales. Tampoco ninguna otra que haya conseguido proporcionar al ser humano de mayor libertad. Por todo ello, no hay otra posibilidad que sea liberal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí