¿El muro de The Wall está trucado?

Las bolas que transcurren por el muro generan polémica entre los espectadores. Los premios varían de casilla en función de la cantidad.

0
1162

Queda sólo un programa para que la primera temporada de The Wall llegue a su fin. El programa presentado por Carlos Sobera logra cautivar al espectador gracias a su simplicidad y al fuerte papel que desempeña el azar. Sin embargo hay muchos espectadores desconfiando de la honestidad del muro. ¿Está trucado?

REGLAS BÁSICAS

A diferencia de otros concursos, aquí es el azar el que dictamina el éxito del jugador. Al principio se formulan 5 preguntas mientras se lanzan 3 bolas por cada pregunta, la idea es que los concursantes acierten las respuestas para sumar los importes en los que caigan las 3 pelotas. En caso de fallar, los importes serán restados.

La única condición para pasar a la siguiente fase es que los concursantes tengan más de un euro al finalizar las 5 preguntas.

En las dos siguientes fases la dinámica es diferente. Uno de los dos concursantes abandona el plató y queda incomunicado de su compañero. El azar se acentúa, pues ahora habrá que lanzar bolas sin responder preguntas, pero con la condición de al finalizar volver a tirar las mismas bolas, pero restando. Entre medias, habrá varias preguntas que responderá el jugador que está aislado, sin saber si acierta o no, y que si son correctas sumarán y sino restarán.

Finalmente, el que toma la decisión es el jugador aislado, puesto que a éste se le remite una oferta de dinero (basada en los resultados de la primera fase más de las respuestas acertadas) y será el encargado de aceptarla o declinarla.

EL PAPEL DE LA ESTADÍSTICA

Lo que me sorprendió de este concurso fue su característico muro. Consiste en una recreación de la Máquina de Galton pero escalada a 12 metros. Entonces, ¿Es un juego limpio?.

Según la teoría de la máquina, las casillas del centro tendrían mayores probabilidades de salir que la de los extremos, básicamente porque cada vez que una bola se topa con una varilla, tiene un 50% de posibilidades de escoger un camino u otro.

Francis Galton demostró que si tomásemos una muestra infinita de bolas y las vertiésemos por su máquina, el resultado sería similar a una distribución normal, adoptando forma de campana de Gauss. Tranquilos, esto no es una clase de estadística, en un vídeo lo vemos mucho mejor:

TRUCO DEL PROGRAMA

Algo determinante en el programa de Carlos Sobera es el cambio de posición de los premios a medida que transcurre el concurso. De esta manera, cuando nos encontramos en la primera fase del evento, la casilla de mayor importe es la número 8, correspondiendo a 5000€.

Me sorprendió que los 5000€ ocupasen esa posición, pero tiene una explicación:

El programa coloca la posición de las bolas para caer en esta primera fase, saliendo cada una de un extremo y la siguiente en el centro. La idea es que ayudándonos de Galton (con pinzas), las casillas centrales recojan más bolas.

Pues me he visto y anotado todos los resultados de los programas de la edición española, este es el resultado de la primera fase:

Resultado de bolas en The Wall, primera fase. Elaborado por: Cesáreo Pereira

Como podemos ver, las casillas 8,9 y 11 son las que más bolas reciben, coincidiendo con el mayor y el menor premio del panel. La sencillez de las preguntas, criticadas en las redes, juegan un papel importantísimo. Sin embargo estas tres casillas estarán peleándose por salir, generando tensión entre los concursantes y el espectador.

CAMBIO DE PREMIOS

Una vez que los concursantes se separan, entra a jugar realmente el papel del muro. El mayor premio se concentra en la casilla número 14. ¿Por qué?

Porque ahora es el concursante el que escoge donde coloca las bolas. Al colocar la mayor cantidad en un extremo, anulamos la posibilidad de todo movimiento por su lado derecho. Esto es debido a que la casilla 14 está más lejos que la posición desde la que puede salir la bola más alejada.

Veamos cómo evolucionan los lanzamientos en la segunda y tercera fase:

Resultado bolas The Wall, segunda y tercera fase. Elaborado por: Cesáreo Pereira

Vemos claramente como la sección derecha del muro recibe más bolas, debido principalmente a que los jugadores buscan el ansiado premio grande, y por contrapartida vemos como las casillas de la izquierda, apenas las reciben.

PSICOLOGÍA Y PREMIOS SIMÉTRICOS

Si has llegado a este punto es porque estás comprendiendo por dónde van los tiros. Si observamos la simetría de los premios, también encontramos sorpresas.

En la siguiente tabla, aparecen a la izquierda las cantidades de las casillas 1 hasta la 7, y a su derecha desde la 9 hasta la 15. Dejando la número 8 como neutra.

Casillas 1-7 Fase Casillas 9-15
3.612€ Primera 3.612€
8.112€ Segunda 95.112€
35.112€ Tercera 190.112€

 

Mientras en la primera fase los premios son completamente simétricos, en las siguientes no. La idea es que el concursante coloque sus bolas hacia la derecha del panel, maximizando las posibilidades de ganar y las de perder, así se consiguen tiradas con emoción para finalizar con bolas correctoras.

Lo explico. Las últimas bolas del final, mientras el concursante aislado toma la decisión de firmar o no, son las encargadas de balancear el juego. Si durante la partida han salido premios muy altos (habiendo sido verdes o rojos) por probabilidad deberían salir premios bajos. Pero si la dinámica ha sido la contraria, sí que se incrementan las posibilidades de obtener una casilla con un importe elevado.

Esto hace que en tan sólo una tirada se pueda perder todo lo ganado, ampliando la ventaja del muro. Por tanto, no es que el muro esté trucado, sino que los premios se colocan de tal manera que dificultan jugar en igualdad de condiciones.

 

 

 

Deja un comentario