El recuento y verificación de los avales en esta primera fase de las primarias del PSOE, ha puesto de manifiesto la pugna latente entre dos modelos. Sólo 6.000 avales, un 3,2% de la militancia socialista, separan a Pedro Sánchez y a Susana Díaz.

Mientras la aspirante andaluza, Susana Díaz, obtenía el 31,59% de los avales, el ex Secretario General, Pedro Sánchez, conseguía el 28,25% de los respaldos socialistas. El tercer aspirante en avales, Patxi López, fue capaz de superar ligeramente la barrera del 5% recogiendo 10.866 de los avales, lo que supone un 5,8% del censo.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos oficiales del PSOE.

Estos primeros datos indican una clara polarización de la contienda. Las primarias socialistas se disputarán en torno a dos liderazgos. Pedro Sánchez y Susana Díaz llevarán a cabo un cuerpo a cuerpo para disputar la Secretaría General del PSOE. Este contexto coloca al candidato vasco con escasas o practicamente nulas opciones.

Pedro Sánchez, en una acción puramente estratégica, invitaba al ex lehendakari a sumar fuerzas junto a él. Con esto, Sánchez propiciaba la escenificación de una lucha polarizada y frentada con su principal rival, la Presidenta de la Junta de Andalucía.

Fuente: Cadena Ser

El propio Patxi López, tras el filtro de los avales, está viendo como sus apoyos regionales se están desmoronando. Los varones regionales que apoyaron a Patxi López se lo están replanteando. Las victorias de Sánchez hacen que sus liderazgos corran riesgo de ser revalidados, al no haber una sintonía entre la militancia y la dirección del partido.

El candidato tapón

El crear una posición “militarmente” estratégica para evitar una disputa entre frentes geopolíticos rivales es una práctica habitual. Los “Estado tapón” nacen con el propósito de evitar el conflicto entre potencias. Esta es la propia naturaleza que parece dibujar la candidatura de Patxi López.

Tras suspender sus actos de campaña de ayer, Patxi López avanzó en una rueda de prensa que continuará con la campaña. Así, afirmaba que su “candidatura no se va a retirar” y que “no busca acomodos personales”. En esta dirección ha abogado por “evitar un choque de trenes”. Desde esta perspectiva, ¿Quién dice que no existan los Candidatos tapón?

 

Deja un comentario