Correos está inmersa en un proceso de transformación que comenzó hace 4 años y que en el último año ha sido enfocado a su imagen. En Junio de 2019 presentaba su nuevo logo, objeto de críticas por su escasa renovación.

En esta ocasión el responsable es la campaña #NoSoloAmarillo. Se trata de dar color a Madrid por el orgullo, y para ello engloba la rotulación de la oficina de Chueca, vinilar determinadas furgonetas, buzones y sacar a la venta un nuevo sello con la bandera LGTBI con un valor postal de 1€.

Según los datos que publica El Español, el gasto en la campaña asciende a los 12.500€ y pese a que vende la estrategia como un éxito comercial, la motivación real de la campaña es una manifestación de valores de la compañía.

La polémica

Correos es un gigante en el mercado Postal y de paquetería, de hecho tras la quiebra de Unipost copa el 95% de todo el mercado Español según indica el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

El monopolio público encandena años de pérdidas y tras un buen resultado en 2019, alimentado por los numerosos procesos electorales en los que hemos estado inmersos, en 2020 vuelve a desquebrajarse fomentado por la crisis sanitaria del Covid-19, tal y como relata El Economista.

Esto ha generado que un sector de la población haya criticado la medida, defendiendo que primero la empresa pública debería reestructurarse. Hablamos de un monopolio deficitario, y tal como indicaron en su momento desde AIReF su futuro pasa por optimizar su operativa y costes.

Mercantilizar el movimiento LGTBI

Además, como comentábamos, la campaña podría llegar a incentivar una parte residual de venta por coleccionismo, pero no tiene motivación económica. Ni se van a enviar más paquetes, ni más cartas por esta campaña, básicamente porque ya se enviaban antes y seguiría siendo deficitario.

Por otra parte, el movimiento LGTBI no debe ser mercantilizado por una empresa pública, sino una reivindicación de valores, y esto, en una empresa en fraguosas pérdidas desata el debate.

Deja un comentario