Pedro Sánchez se ha “descentrado”, ¿es ahora podemita?

0
219

La entrevista emitida en la noche de ayer por Salvados en la Sexta fue genial. Hasta aquí no he descubierto nada, ni creo he apuntado nada novedoso. La entrevista ha dejado muchos titulares. El primero, es que denuncia la presión a la que ha sido sometido por poderes fácticos, entre los que ha citado a representantes del periódico El País, a la línea editorial de este medio y a César Alierta, ex Presidente de Telefónica, el segundo es que anuncia su intención de volver a ser Secretario General del PSOE, además dice arrepentirse de catalogar de populista a Podemos y define a Catalunya y a Euskadi como naciones y a España como una Nación de Naciones.

Desde mi perspectiva, ayer Pedro Sánchez parece haber cambiado de margen, no solo sigue con su estrategia de erigirse en un símbolo del Partido Socialista que no quería abstenerse ante el PP y posibilitar el Gobierno de Rajoy. El análisis que ha realizado ayer, del que se desprende la puesta en duda de la relevancia de los ejes izquierda-derecha, al analizar su salida del PSOE parece significar que Sánchez se ha descentrado. Después de escuchar la entrevista, podríamos pensar que se ha aproximado a posicionamientos de una izquierda que parecía inexistente en el PSOE, al hacer referencia al eje arriba-abajo, sin mencionarlo, en lugar del eje tradicional izquierda-derecha. Es una dialéctica característica de Podemos, en la que apunta a la contraposición de los intereses de las élites y del PSOE en representación de la ciudadanía, tanto es así que Irene Montero escribía ayer en Twitter: “Las élites amañando la formación de gobierno, desprecian al país…”. Sánchez, ha dejado de lado argumentos del PSOE más “centrado”, que lo auparon al frente del partido con apoyo de Susana Díaz y de la federación socialista andaluza.

Así, contrapuso su intención de intentar un Gobierno alternativo y la presión de poderes fácticos en contra de esta posibilidad. Esta argumentación sitúa al PSOE frente a unas élites que le advirtieron que no le apoyarían y finalmente, según su versión, no se lo permitieron y presionaron para apartarlo de la Secretaría General del partido.

Debemos mencionar también en este análisis de la posición de Sánchez, las contradicciones que dificultan descifrar sus posicionamientos, como la naturaleza de Catalunya y Euskadi que ahora denomina Naciones, o su posición acerca de Podemos. Sus cambios de posición y su falta de coherencia sobre estos importantes temas, sin duda, es su gran problema en su pugna por liderar de nuevo al PSOE.

 El PSOE sin Pedro Sánchez al frente, ataca de forma violenta a Podemos y a sus ideas “populistas”, entre las que se encuentran la denuncia de la presión de las élites y su fundamental papel en el sistema político, que ayer enunció. Por tanto, la clave es preguntarse cuál es el PSOE de Sánchez, ¿se habrá esquinado en el margen izquierdo del partido?, ¿o quizás no tenía otra opción para diferenciarse dentro del partido y explicar su salida de su dirección del partido?

Compartir
Artículo anteriorGRUPO PRISA a la caza de ludópatas
Artículo siguienteLas webs de Betmedia
Nacido en Cariño. Graduado en Ciencias Políticas por la USC y Máster en Comunicación Institucional y Política por la US. Soy un apasionado de la actualidad y del análisis político.

Deja un comentario