Breve Historia de un Adiós, una Abstención y una Investidura

0
240

Las llamadas a Ferraz eran continuas, una tras otra, y de todos los medios de comunicación. Pretendían saber si el partido se abstendría o no para que Rajoy siguiese siendo Presidente. “No, no y no“ era la respuesta era clara y concisa. Al viento clamaban con el no, era una decisión en firme porque así lo había dicho el comité Federal, el órgano de mayor relevancia, el que toma las decisiones.

De repente, estos son los hechos narrados ocurridos, a Felipe González se le hincharon las narices y en una entrevista en la SER dice, alto y claro, que se siente engañado por Pedro Sánchez, ya que declaró que éste último le había dicho que se abstendría en la segunda votación de la fallada investidura, y esto no fue así.

Todo comenzó por una mentira.  Es gracioso, pero los hechos nos señalan que todo ha ocurrido a raíz de esa mentira y eso que han mentido todos los políticos, o casi todos, empezando por el futuro Presidente y siguiendo por el propio González mienten en este país, pero no a González, “a González no“. Pedro Sánchez, le había engañado y eso no podía ser. Eso sí engañar a los votantes, a los que les habían dicho que votarían “No, no y no“, es irrelevante.

Así se hizo patente el control que se intuía tiene Felipe González sobre el partido. En cuanto González señaló a Pedro Sánchez en la citada entrevista en la SER, fue dicho y hecho. Poco durarían él y su “NO“ al frente del PSOE. Apenas unos días después, Sánchez ya no era Secretario General del PSOE, ahora ya solo es, de momento, un diputado más.

González, ya no tiene ningún cargo interno en la organización socialista, ¿entonces a quién representa? ¿Quién es González a día de hoy? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Tan grande es su poder? y, por último, ¿su poder en el PSOE, y no solo en el interior del partido, es tan enorme?. La respuesta a las dos últimas preguntas parece sencilla. Ya estaba claro. Tras la última “intervención“ de González, hasta hoy, Sánchez había acabado su trayecto al frente del PSOE y con él, su “no“ a Rajoy. Ahora la respuesta a la pregunta es “abstención“. Pues hasta aquí la historia, la de cómo Rajoy volverá a ser Presidente.

 

Deja un comentario