Politicahora.es

Los afectados de Alberto Chan [El gurú del trading]

«Estimados seguidores» así comienzan los vídeos de Alberto Chan, cual insignia de youtuber, con el propósito de explotar su oratoria e imagen para convencer a cientos de jóvenes que confían en sus estrategias para ganar beneficios en los mercados financieros.

Hace un tiempo publicamos una serie de artículos en los que advertíamos sobre el riesgo de este tipo de pseudogurús que aseguran ganar dinero con sus irrefutables métodos, es más, la repercusión fue tal que el propio Alberto Chan amenazó a PoliticAhora con interponer acciones legales. 

Este tipo de prácticas, al final, explotan y así ha sido como hemos podido contactar con un grupo de afectados que nos han relatado desde dentro todos los entresijos de estos eventos, demostrándonos por qué confiaron en él y que resultado obtuvieron:

Captación

Según nos relatan, la campaña de afiliación comienza con una invasión continua mediante redes sociales en las que se intensifica el carácter exclusivo y productivo de este reto. El primer protagonista es un conocido tipster del que ya hemos hablado en otros artículos, relacionado con Betmedia y que forma parte de una red de afiliadores que ganan dinero por llevar clientes a las casas de apuestas. El otro protagonista es La Sexta, muchos de los afectados consideraron que el hecho de que Alberto saliese en la pizarra de La Sexta Noche sería síntoma de ser un profesional en su campo, sobretodo tras los elogios recibidos por Iñaki (presentador del programa).

El vídeo resumen de otros retos es la coartada perfecta para conseguir más adeptos

 

Afiliación

Una vez que uno de estos jóvenes, la mayoría estudiantes, decide adentrarse en ese mundo, se le exige que se registre en uno de los brokers que tienen convenio con Alberto, a través de un enlace, y completar una especie de registro para ser admitidos en el canal de Telegram, que es su medio de difusión más popularizado.

Una vez dentro del primer grupo de Telegram, solicitan que se envíe la captura del ingreso a david@elgurudeltrading.com (recordemos que ese David, hermano de Alberto, es el mismo que busca tipsters para Betmedia). Si todo va sobre lo previsto se acabará en otro grupo de Telegram, el definitivo.

El Gran Reto

La propia página del Gurú del Trading define el reto como:

Sin embargo, en las aclaraciones del mismo reto, aparece el siguiente mensaje, un poco más extraño:

Es decir, todo lo que el broker más joven de España, el gurú de los mercados, el «profesor» de la sexta diga, no tiene validez alguna, ni tan siquiera como una recomendación y, al contrario de lo que defendía el propio Alberto, se reconoce que existen contratos de afiliación, es decir, que a El Gurú del Trading le pagan dinero por cada cliente que genera.

Sorprende que Alberto, con título de operador en mercados financieros, no informe a sus seguidores de que tienen que pasar el test MIFID (Obligatorio por la CNMV), test que la mayoría no supera (carecen de formación para ello) y el resultado es el esperado, gestionar los fondos de personas que son completamente vulnerables en este campo.

Resultados

Todo esto no sirve de nada si no hay datos que estudien la evolución del reto, ¿Se gana dinero con El Gran Reto?

Sí, Alberto y la organización ganan mucho dinero con los referidos, el resto es una artimaña creada para captar gente, es lo más parecido a un sistema Multinivel (MLR) , la misión del reto no es ganar dinero con los dotes financieros del trader sino con las comisiones que genera cada cliente.

Estimamos que en su último reto, con unas 250 personas registradas y con una afiliación próxima a los 250€ podríamos hablar de unos 62.500€.

Según los afectados, el reto evoluciona así:

Después del reto

Una vez que los usuarios se dan cuenta de que este sistema no funciona que lo único que consiguen es perder sus ahorros, solicitan explicaciones al gurú, que comienza a bloquearlos de sus respectivas cuentas, evitando dar cualquier tipo de explicación y, a juicio de los afectados, manchando el mundo del trading convirtiéndolo en «gambling» es decir, un juego que responde a la aleatoriedad.